10/30/2014 10:24:00 p. m.

Tratado transatlántico: el libro de Patrick Le Hyaric

"Gran Mercado Transatlántico: Drácula contra el pueblo" 

Domingo, 24 de agosto 2014 
L'Humanité
Traducido por Hasardevi

Drácula contra las personas 

En la primera edición de este libro fue revelado al público las negociaciones secretas celebradas en el Gran Mercado Transatlántico. Esta nueva edición, actualizada y con 65 páginas más, ofrece una actualización sobre los debates en curso e incluye un capítulo adicional acerca de negociaciones secretas sobre un proyecto de tratado internacional para la privatización de los servicios públicos. A juntar todas las manos para el movimiento de resistencia popular contra TAFTA y derrotar estos planes mortales. 

El título de este libro aparece como violento. Sin embargo expresa con exactitud la naturaleza del proyecto del gran mercado trasatlántico para el cual trabajan, en la más absoluta opacidad, los dirigentes norteamericanos y europeos.

Patrick Le Hyaric, director de L'Humanité, diputado y vice presidente del grupo confederal de la Izquierda unitaria europea-izquierda verde nórdica al parlamento europeo, revela aquí la historia y las razones subyacentes de este proyecto, su contenido y objetivos que van contra de la democracia, de las soberanías populares, de los derechos sociales y humanos, de la salud y del medio ambiente.

Observador informado de la noticia, así como director del diario L'Humanité, es actor muy comprometido como diputado en el Parlamento Europeo,  a partir de textos y citas en este libro que revela el mandato de negociación que se dio la Comisión de Bruselas. Hizo traducir este documento, que está disponible sólo en Inglés y ha sido clasificado como "restringido UE", y el cual todavía no se ha hecho público. En esta edición enriquecida y actualizada, también revela el contenido de las negociaciones secretas para la privatización de todos los servicios públicos.

Por último, el autor esboza los contornos de una gran reunión, abierta, para derrotar el proyecto Drácula y demuestra que la aspiración a un libre comercio transatlántica no es necesariamente un signo de fortaleza de las potencias capitalistas. ¡Muy por el contrario!

Al rechazar la hegemonía occidental sobre el mundo y gracias a las redes interconectadas, la gente está buscando más o menos confusamente nuevas formas de construir otro mundo posible.