11/06/2014 10:38:00 p. m.

Evasión fiscal:los secretos de Luxemburgo


LE MONDE  Par Anne Michel
6 Noviembre 2014
Traducción por Hasardevi

Miles de millones de euros de ingresos fiscales se evaporaron a través de acuerdos fiscales secretos. Más de 300 multinacionales cuestionadas, incluyendo las estrellas de la economía, tales como Apple, Amazon, Heinz, Pepsi, Ikea, Deutsche Bank ...

En una encuesta llevada a cabo en colaboración con el consorcio estadounidense de periodismo de investigación ICIJ (Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) y de cuarenta medios de comunicación extranjeros (The Guardian del Reino Unido, El Süddeutsche Zeitung en Alemania, la televisión pública canadiense Canadian Broadcasting Corporation, la Asahi Shimbun en Japón, etc.), Le Monde revela el subsuelo del sistema fiscal de Luxemburgo.

  • ¿Por qué el interés en Luxemburgo ?
Durante varios meses, Luxemburgo con los Países Bajos e Irlanda, están en el corazón de la controversia sobre los beneficios fiscales para grandes empresas. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo), encargado por el G-20 para luchar contra las prácticas de evasión fiscal agresivas de las multinacionales, hizo presión sobre este pequeño estado de la Unión Europea para que desista de sus disposiciones fiscales más polémicas. Estas son legales, pero se consideran perjudiciales. Se priva a los estados de ingresos fiscales sustanciales en un contexto de escasez presupuestal.

Por su parte,la Comisión Europea investiga desde junio, sobre las prácticas de un país que ha construido un sistema fiscal a la medida de estos grandes grupos, a pesar de la ley común. Ella cree que las ventajas concedidas a algunas empresas se podrían comparar a una ayuda estatal ilegal. Un brazo de hierro jurídico está comprometido con Luxemburgo.

La próxima cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno, prevista en Brisbane, Australia el 15 y 16 de noviembre, debe adoptar un plan para luchar contra la optimización fiscal agresiva de las empresas multinacionales.

  • ¿Qué revelan estos acuerdos fiscales?

Gracias a la ICIJ tuvimos acceso en meses pasados, a 28 000 páginas de acuerdos fiscales secretos (llamados reglas fiscales) que datan desde 2002 hasta 2010, firmado entre el Gran Ducado de Luxemburgo y 340 grandes empresas. Estos acuerdos provienen de la gran consultoría y auditoría Price waterhouse Coopers (PwC). Por tanto sólo se aplican a los clientes corporativos de PwC.


Estos grupos se ahorran miles de millones de euros cada año a través de la creación de una sociedad holding o de una filial en Luxemburgo, con muy pocas actividades y empleados. Ellos perjudican a los países en los que estos beneficios tuvieron lugar.

  • ¿Cuáles son las empresas más agresivas fiscalmente?
La presencia de grandes multinacionales estadounidenses en Luxemburgo y las estrategias de optimización que organizan, son conocidas desde hace varios años. Pero los documentos fiscales que analizamos las muestran en toda su amplitud.

Ellos traen a la luz los complejos arreglos de evasión fiscal en el que Luxemburgo es sólo un eslabón de la cadena, junto a los más exóticos centros financieros extraterritoriales. También muestran que la planificación fiscal calificada de agresiva por expertos de la OCDE es un "deporte" en el que parecen participar la mayor parte de las grandes empresas.

Alemanes, holandeses, belgas, suecos, los principales grupos europeos, están atrapados en la red de estas revelaciones ... El caso de Ikea es emblemático. En los datos de PWC aparecen grupos franceses como Axa y el Crédito Agrícola, pero en un nivel inferior.  Se aprovechan de un entorno favorable para la gestión de los fondos de inversión.

• ¿Luxemburgo está dispuesto a cambiar sus prácticas?

Bajo la presión, Luxemburgo planea cambiar las normas para la concesión de resoluciones fiscales en el año 2015 para que sean más transparentes y, sobre todo, que sean más adecuadas. Sin embargo, Luxemburgo tiene la intención de continuar con esta práctica al dar fuerza de ley a los acuerdos que, por el momento, carecen de fundamento jurídico.

 En una entrevista con Le Monde, el ministro de Finanzas de Luxemburgo, Pierre Gramegna, defiende el sistema. Él explica que "la práctica de regla fiscal es parte de [la] herencia [del Gran Ducado]", y que van a  "perpetuarla dentro del respeto a las reglas-” " El mantenimiento de una cierta competitividad -leal, entre los Estados en el ámbito de los impuestos, es necesario ", dijo.