9/20/2016 04:21:00 p. m.

El peligro para México, reciclado


Por Hasardevi
Septiembre 20, 2016

La Critica convertida en sistema es la negación del conocimiento y de la verdadera estimación de las cosas.Henri Frédéric Amiel
La crítica tiene que limitarse a comparar y contrastar un hecho no con la idea, sino con otro hecho. Lenin 

Andrés Manuel López Obrador bien podría decir lo mismo que el literato Gustave Flaubert: "Lo que me sorprende es que, subyace en algunas de esas críticas un odio contra mí, contra mi persona, un sesgo denigrante..." Porque tal parece que se estuviese buscando el fallo y al encontrarlo, o así pensarlo, tuviera lugar una mezcla patológica de alegría y encono. Tal parece que, más que criticarle, hubiese la intención de desacreditarle.

El Sr. Edgardo Buscaglia se sorprende y critica bruscamente a AMLO por –según su apreciación- haber “ofrecido amnistía anticipada a los delincuentes lo cual significa un pacto inconfesable.” Algunos otros periodistas, profesionales, (no sólo ya los intelectuales y prensa vendida que calumnian y denuestan cotidianamente a morena y a su líder) hacen escarnio de lo que ellos llaman “pifias,” errores, resbalones, cuando no, abiertamente falsedades y otros calificativos que expelen sin rigor respecto al mismo partido cuyo liderazgo recae en AMLO.

Es sorprendente, e indignante incluso, que estas personas no hagan los mismos aspavientos cuando de denunciar la inmensa y agraviante corrupción de los otros partidos en el poder y los gobernantes que, no sólo son responsables de los crímenes de lesa humanidad que todos conocemos, sino de su empeño en empobrecer y con ello hacer que la sociedad siga en declive en cuanto a seguridad y bienestar se trata. Y en cambio sean presa de gran irritación porque -de nuevo- AMLO dijo que del reportaje de Aristegui, no el reportaje en sí, los medios hacían una cortina de humo, y éste servía como tal cuando tantos dedicaban tanto tiempo a hablar de ello mientras un crimen ecológico se perpetra con el nuevo aeropuerto que el gobierno corrupto se empeña en hacer en el lago de Texcoco.

Las acusaciones de Buscaglia y otros, acerca de eso -periodistas muchos de ellos que se dicen "neutrales y objetivos"-  son absurdas y terribles y por supuesto ya no podemos creer que esto sea algo fortuito. Tal parece que el “peligro para México” es reciclado ahora con más sutileza –si se puede hablar aquí de sutilezas- por quienes tienen algún prestigio incluso entre aquellos que se asumen o simpatizan con la izquierda. Y ese es el verdadero peligro: la confusión y división que entraña tal conducta maliciosa y/o irresponsable porque allana el camino y alimenta a los “troles” que desde el gobierno se pagan para el constante denuesto del movimiento al frente del cual está López Obrador.

La imposición de 40 “constituyentes” no les merece la misma indignación; ni las trampas de Mancera y el PRD para hacer a un lado a la verdadera mayoría en dicho Constituyente que es MORENA. La abierta y burda transgresión de la ley por estas “autoridades” es nada comparado con el hecho de que AMLO haga un promo en que tome el nombre -simplemente- del título de una famosa obra de Orwell.

Los países de Europa y las grandes potencias, pagan factura por el coloniaje de siglos que ha sumido en la pobreza, la ignorancia y la inseguridad a los países de donde ahora salen cientos de miles en busca de una mejor vida, cuando no de simplemente sobrevivir. México no debe ese tipo de facturas, y sin embargo, los problemas que le aquejan son peores y más complejos debido al coloniaje sufrido y la aparente imposibilidad de remontarlo a dos siglos de su independencia y uno de su revolución social. El "coloniaje" actual, va a cargo de su propia clase gobernante que se enriquece haciendo negocios con los recursos de la nación y sirve lacayunamente al imperio traicionando al país que dice representar.

Dos siglos de vida turbulenta en los cuales mucha sangre ha corrido para alcanzar el status de nación, numerosos recursos naturales que han servido para que un grupo oligárquico se enriquezca hasta la náusea, para que nuevas clases privilegiadas surjan de entre la dinastía cleptómana que secuestró al país y lo explota para su interés particular: esa clase política que se turna en el poder y que medra pasando la factura a la mayoría del pueblo, a los más pobres y a la clase media golpeada pero inconsciente de su servidumbre voluntaria.

Ni Buscaglia ni los otros, se encolerizan tanto con los impuestos condonados a grupos económicos poderosísimos, como cuando señalan con dedo flamígero la “mentira” de la declaración hecha por AMLO que hoy llaman ridículamente 3 de 3. Al así actuar, forman parte de la clase que ejerce el coloniaje, estos periodistas e intelectuales, al hacer una especie de "coloniaje intelectual".

La finca de Andrés Manuel López Obrador heredada por sus padres es motivo de especulación y absurda suspicacia, pero los dineros perdonados a la delincuente Gordillo por este gobierno con representantes que tienen nombre y apellido: Videgaray, Ochoa, Meade, Peña, Salinas, Calderón, Fox, Osorio, Casterns, Ruiz, Robles, Mancera, Barrales, Ortega, etc., etc., apenas les merecen comentario. El dinero que no pagan los grandes consorcios a quien se “perdonan” impuestos, es un robo al pueblo que paga una excesiva deuda y una inflación enorme que pone en peligro su estabilidad y salud.

Si algún contribuyente deja de pagar unos cientos o miles, es perseguido como delincuente, pero a los verdaderos delincuentes se les recibe en sus fiestas particulares, porque son sus cómplices, como Soriana, por sólo nombrar alguno.

Pero ese no es el tema, no "viste" tanto, claro, no llama la atención ni les ayuda tanto a elevar su "rating" personal. Por días se habla de alguna declaración de AMLO y así favorecen a las cortinas de humo que tanto se usan para distraer la atención de lo verdaderamente importante como el saqueo a la nación, y los fraudes fiscales; la inseguridad pública y la falta de servicios; el atropello a los derechos humanos y la destrucción ecológica. Todo ello no merece más que una nota pero la comidilla es siempre la verdadera oposición.

Buscaglia insulta, incluso, a intelectuales que tienen el valor civil de tomar partido y por ese sólo hecho, pretende ridiculizarlos y hasta hacer que sean vistos con suspicacia por los ignorantes que brincan al son que les marcan esos “activistas”.

Es triste que gente que aparenta ser defensora de la democracia y dice denunciar la corrupción, no mencione por su nombre a los corruptos y, en los hechos siga la línea de la corriente que desde el poder se marca para seguir engañando al pueblo. Es deplorable que utilicen su poder de convocatoria para confundir y abonar a favor del mal que dicen combatir.

Tienen desde luego una gran responsabilidad, pero la culpa es de quienes les creen y los siguen como si fueran verdaderos benefactores sin atender a lo fundamental: ellos viven de escribir y se mueven en ambientes en donde su ego se alimenta de la atención que reciben. Ni más ni menos.


9/09/2016 08:52:00 a. m.

La violencia se combate con el bien



Por Hasardevi
Septiembre 9, 2016

Violencia en México, Diagnóstico y Propuestas 



  • Con organización, humildad y trabajo, se puede revertir la violencia


En el académico marco brindado por El Colegio de México, se dieron cita ciudadanos de
distintos sectores sociales para tratar un tema fundamental en la sociedad mexicana: la violencia.

Un problema que lastima profundamente a todo el país pero que se ha concentrado en algunos estados de la República, es tratado desde varios ángulos en el Foro Por una Cultura de Paz organizado por El Colegio de México en un intento por ayudar a reconstruir el tejido social.

De las conclusiones, expresadas en algunos videos en forma testimonial de lo que este Foro aportó y las posibles soluciones en el combate a la violencia, me ha llamado la atención lo expresado por el empresario sinaloense Javier Llausás Magaña que narra una experiencia que tuvo lugar en su propio estado, específicamente en la playa de Altata, que yo tuve oportunidad de visitar y disfrutar hace varios años, y que a decir del líder del Movimiento Sinaloense de Participación Social se había convertido en un tremendo foco de violencia y delincuencia.

"Cuando nos reunimos, de los problemas no hablamos, ya los conocemos de sobra, nos enfocamos en
la solución..." 

Dice con firmeza Javier Llausás y narra cómo un grupo de familias, ciudadanos que se organizaron
sin formalidades ni mandos, sin intenciones ulteriores como la búsqueda de cargos, incluso sin necesidad de colectas de dinero, "ocupó" la playa en señal de que es posible recuperar el país y logró su cometido: arrancarla de las garras de la delincuencia.

Aquí está el video de El Colegio de México que recoge su testimonio:

https://youtu.be/nr_xi8ONppY



9/03/2016 03:55:00 p. m.

La Traición



"Lo Impensable. Lo Imperdonable"


Por Hasardevi
Septiembre 3, 2016


Algunos intelectuales destacados se expresaron en el Twitter acerca de la visita del candidato republicano a la presidencia de los EEUU, Donald Trump, a México.

Coinciden en el desatino que fue la invitación misma, la falta de pericia política de Enrique Peña Nieto y el peligro que implica para la política interior de México abrir la puerta a mayores intromisiones por parte del gobierno de ese país con este fracaso en la diplomacia y la política exterior. Pero sobre todo, coinciden en la indignidad de Peña y la vergüenza que este hecho ha representado para nuestro ya de por sí, vapuleado país.


Dr. Héctor Vansconcelos

Diplomático,  hombre de letras y de música, autor.


La frivolidad y la impericia de Peña Nieto se han extendido ahora a las relaciones internacionales. El agravio del Presidente a México, al reunirse con Trump, es de proporciones históricas. La realización misma de la entrevista y las tibias palabras posteriores de Peña Nieto, fueron de un servilismo que raya en la traición a la patria.

Desde el punto de vista diplomático, la visita de Trump fue un auténtico catálogo de aberraciones. ¿Y, dónde está el Senado corresponsable? El Senado, corresponsable de la política exterior, tendría que exigir la comparecencia de EPN y quizá hacerle juicio político.

Nunca en la Historia como ahora, habíamos incidido tan nefastamente en las elecciones de EEUU, abriéndonos así a su intervención en las nuestras.


Dr. Héctor Díaz Polanco

Antropólogo y sociólogo, autor.

Conociendo las ideas de Trump, haberlo invitado a la casa de todos los mexicanos es una tontería sin límite.

Ocurrió lo previsible: a su regreso a EEUU, Trump intensificó su racismo y amenazas. Un éxito para la diplomacia.

Se desmiente que Claudia Ruiz Massieu haya renunciado a la Secretaría de Relaciones Exteriores. ¿Entonces, quién debe renunciar después del desastre?
La invitación de Trump a México quedará registrada como uno de los actos diplomáticos más torpes de la historia.

(Ojo con los viajes a China. Ahí se pueden obtener inversiones para todo. Hasta para levantar un muro de tres kilómetrosJ)

Llama la atención que el ejecutivo mexicano esté dispuesto a “dialogar” con Trump, pero se niegue rotundamente a dialogar con los maestros.


Dr. Jaime Cárdenas Gracia

Jurista y político, autor, académico de la Universidad Nacional Autónoma de México

¿Por qué la visita de Trump con Enrique Peña Nieto no es pública? Porque Peña, como hace siempre frente a EEUU, bajará la cabeza y comprometerá su dignidad.

La visita de Trump fue tan equivocada, que sólo la entiendo si con ella se oculta algo peor, que no puede ser sino la corrupción pública.

Dr. Lorenzo Meyer

Académico, historiador, autor.

¿Qué ganó México con la invitación de EPN a Trump? Nada ¿Qué ganó Trump? Reafirmar que México pagará 100% por la muralla que él construirá.

En el juego del poder se toman grandes riesgo sólo si se esperan grandes ganancias ¿qué ganancia se esperaba invitando a Trump a México?

Dr. Sergio Aguayo

Académico del Colegio de México, politólogo, columnista, autor.

Me da vergüenza tener un presidente tan sumiso ante Trump. Ha insultado a todo México y ha tachado al gobierno de Peña Nieto de corrupto.
El punto es (si Peña) ha defendido los intereses de los mexicanos. Hay muchísimas formas. Se deja imponer la agenda (por Trump).

Trump manejó a su antojo los tiempos, la agenda y el discurso. EPN débil, timorato, inseguro. Una vergüenza. Ante Trump EPN fue cortés, mesurado y en momentos sumiso. Luego envió un tuit diciendo que México no pagará el muro. Poco después, en Arizona, Trump presumió de su amigo Enrique y le informó dos hechos: muro habrá y México pagará.

Frente a Trump EPN se vio débil, timorato, ingenuo. Me dolió y me indignó profundamente.
Hoy se reúne EPN con 300 jóvenes (4º Informe de gobierno). ¿Le preguntarán sobre su encuentro con Trump o serán paleros? (N. de Hasardevi: fueron paleros, otra burla más).

Dra. Soledad Loaeza

Catedrática, académica del Colegio de México, historiadora, autora.

Trump me ha ofendido profundamente, pero la invitación que le ha hecho EPN me ofende mucho más. ¿Quién tuvo la peregrina idea de invitar a Trump a México, a que venga a insultarnos en nuestra propia casa?

¿Cree EPN que si recibe a Trump en familia nos va a querer? ¡Dios mío, cuánta fe en el encanto de su hogar!

Los franceses dicen “qui se fait comme un ver n’a pas à de plaindre si on en marche dessus” (Quien se aplana como gusano, que no se queje si se se le pasa por encima)

Entonces qué ¿lo vamos a recibir con mariachis y las escuelas primarias van a mandar a sus niños a aplaudirle en el Boulevard Aeropuerto? Necesitamos que EPN nos explique para qué invita a un individuo que ha expresado su desprecio hacia nosotros los mexicanos y hacia el país.

Dr. Diego Valadés

Jurista y político, ex-procurador general de la República, académico.

Cuando los gobiernos se involucran en procesos electorales, su derrota favorece el éxito de la oposición.

En Inglaterra discutieron la posibilidad de negarse a recibir la visita de Trump, a pesar de que a los ingleses no los había insultado. (Hubo) sorpresa incluso en EEUU: Donald Trump to visit Mexico after more than a year of mocking it (NYT).

(En la prensa extranjera) elogian la jugada maestra de Trump: Golpe de efecto de Trump al reunirse con Peña Nieto en México. En Francia reconocen la habilidad de Trump al visitar un país al que desprecia pero que lo ayuda.

Por dignidad, muchos republicanos no fueron a la Convención de su propio partido. No podía saludar a quien los había insultado. Trump tendrá más apoyo entre los fundamentalistas de su país; está demostrando que insultar funciona.

Trump debe saber que la casi totalidad de los mexicanos lo repudiamos y reprobamos su indeseada visita. Trump quiere ganar; antes nos detestaba, ahora además nos desprecia.

Si Trump fuera presidente, nuestras relaciones serían pésimas; si Clinton triunfa, las relaciones no serán mejores. Los extranjeros nos ven con desdén; los mexicanos nos vemos con vergüenza. Trump no pidió disculpas. Sus insultos a los mexicanos no fueron retractados. Nos humilló en nuestra propia casa. (Y todo gracias al "presidente" de la República. N. de Hasardevi)

Trump radicalizó su posición contra los "delincuentes inmigrantes", pero ahora legitimado por México. De gran impacto electoral. (Aclaración de Hasardevi: legitimado por el gobierno traidor de Peña y secuaces)

Trump anunció, (después de visita a México) que deportará un millón en dos días. En una mesa de análisis político de EU se comenta que Trump consiguió en México lo que le faltaba: "verse presidencial". Califican (NYT) el viaje de Trump como una especie de "visita de Estado".
Trump no pide perdón a Peña Nieto por sus insultos a México (cita a El País)

Quien ha ofendido tan gravemente a México como Donald Trump no tiene derecho a pisar nuestro territorio, ni siquiera como presidente.

La relación con Estados Unidos siempre ha sido difícil. Sólo nos respetaban porque nos dábamos a respetar; actuábamos como una nación digna. Toda decisión política se toma después de analizar sus costos y beneficios. Trump sólo podía representar costos. Y muy grandes.

Se dice que "lo bueno no se cuenta"; pero la casi totalidad de los mexicanos no nos hemos dado cuenta de lo bueno de Trump.

La tormenta pasará pero no se olvidará. No se puede decir que la visita de Trump haya honrado a México. Su presencia nos agravió y nos deshonró.

El Cineasta Guillermo del Toro  resume así el oprobio que Peña y sus cómplices han causado a México como nación: “Lo impensable. Lo imperdonable. Lo imposible. El abismo”.

----------------------------------------------------------


¿Qué sigue? ¿La invasión de tropas extranjeras?




Pero… ninguna explicación al pueblo de México, ni pudor alguno muestra este individuo que un sector de los mexicanos ayudó a que comprara la presidencia. Sólo más mentiras y cinismo. Ninguna pregunta respondida, ningún extrañamiento de los otros “poderes”, legislativo y judicial, ¡nada! El congreso no lo llama a cuentas, el pueblo continúa ensimismado, distraído.

Y faltan dos largos años del “gobierno” de la abyección y la traición. No me queda más que recordar, una vez más, las palabras de ese gran hombre, de ese mexicano brillante y valiente que fue “El Nigromante”, don Ignacio Ramírez:



Por último, un llamado a todos los indignados: Destituyamos a Peña Nieto, juicio político a él y su gabinete, no es posible que esperemos a que –porque es lo único que falta, vengan fuerzas externas a invadir con violencia, ya no sólo la económica, nuestro país.
9/02/2016 02:32:00 p. m.

Julian Assange revela la cara oscura de las democracias occidentales



 Por Hasardevi
2 de Septiembre, 2016
(Información de Libération)

En junio se cumplieron 4 años del confinamiento de Julian Assange 



¿Qué significa esto para el mundo occidental, para el primer mundo que pregona la democracia y los derechos humanos y presume ser el mundo libre por antonomasia?

El actor y director francés Denis Podalydès, ganador de varios premios como cineasta y quien también es autor de obras de teatro, tomó parte en el video “Cuando vinieron a buscar a Assange” organizado por el Instituto de investigación e innovación y de las Artes Industriales con el diario francés Libération, en el marco de la velada de apoyo y debate llevada a cabo en el Centro Pompidou de París, con motivo del cuarto aniversario de la detención de Julian Assange. El filósofo croata Srecko Horvat coordinó una serie de eventos que tuvieron lugar simultáneamente en una decena de ciudades.


Aquí mi traducción de lo que dijo el cineasta:

Soy, creo, como mucha gente de mi generación y de las generaciones que me preceden, heredero de una idea de la democracia que nos viene de las Luces: la autonomía del hombre, la libertad humana Rousseau, Hegel, Kant… Este es el contexto cultural en el que me crié. En esta herencia la verdad es algo que siempre termina por decirse, se admite. Esto a veces lleva tiempo, pero la verdad, en todas las áreas, llega. Y la democracia se basa precisamente en una relación con la verdad y la revelación de la verdad.

Me acuerdo del curso de Michel Foucault, al cual asistí dos veces. Se titulaba “El Valor de la Verdad” (Le courage de la vérité), por supuesto él habló de Sócrates. Se me dijo entonces que la verdad no era algo necesariamente obvio: no se revela por sí sola, hace falta que las personas lo hagan, la voluntad de divulgarla, declararla; y a veces eso tiene un precio.

Siempre pensé que el precio más alto se pagaba en los gobiernos no democráticos, en las dictaduras, y que incluso el costo podía ser la vida. Y que en las democracias, especialmente las democracias modernas, el acceso a la verdad era relativamente natural. Assange es la prueba de que esto no es verdad y que, decirla, presupone un valor gigantesco, de lo cual muy poca gente es capaz, finalmente.

Decir la verdad es algo que me parece a la vez necesario y casi inhumano. La verdad es siempre muy difícil de decir y por eso inventamos lugares como los teatros, para que pueda ser dicha ahí de forma mediada, decirla sin que sea realmente dicha, decirla pero puesta en escena, puesta sobre el fondo de la ficción, para que pueda de igual forma surgir con fuerza. Pero sin que se confronte directamente con la realidad que, a veces, resulta en violencia.

Alguien como Julian Assange es un actor de esta verdad, pero actuando sobre un escenario gigantesco y terrible que es la escena de la realidad del mundo contemporáneo. Esto es tanto más violento al pensar que se trata de un hombre que tiene a casi todo el mundo en contra de él, y al mismo tiempo dice una verdad bastante simple: denuncia la cara oscura de la democracia occidental, así simplemente. Y por este hecho merece la atención de toda la gente de buena fe, de todos los demócratas, de todos aquellos que preconizan un idealismo democrático en el que la verdad deba ser soberana y deba ser dicha.

Para mi Julian Assange es como un héroe. A primera vista uno no entiende como un estado como el Francés, pudo ser capaz de negarle el asilo, creo que así es el juego democrático; es decir que un Estado como Francia, no puede hacer frente a los Estados Unidos sobre esta cuestión. Julian Assange es también tema de conflicto entre los mismos demócratas.


Pero para nosotros, los ciudadanos, es prácticamente una obligación hacer simplemente que se conozca  el nombre de Assange, tratar, tanto como podamos, de apoyarlo y de trabajar para que esa verdad se difunda. El ha tenido el valor, la inteligencia, la capacidad; todo eso está en el mundo de las artes y todos aquellos que están ahí y que no tienen forzosamente una relación frontal con la verdad, si realmente quieren mirarse al espejo como ciudadanos, con un poco de orgullo y de honestidad, deben tenderle la mano.

Hasta aquí lo dicho por Podalydès.

¿Qué hacemos nosotros con la verdad? ¿Cuál es el verdadero apoyo para los que ayudan a revelarla?
¿Cuál es la digna actitud a seguir una vez conociendo la verdad?


9/02/2016 11:12:00 a. m.

Farsa en Palacio Nacional


O "El Letargo Nacional" 

Por Hasardevi
2 de Septiembre, 2016

Ayer se escenificó la farsa "Cuarto Informe de Gobierno" con Peña en el estelar, “El Letargo Nacional” es el titulo de la puesta en escena aunque se ha difundido publicitariamente, con derroche por supuesto del erario, como “El Cuarto Informe de Gobierno”. Producción y dirección del PRI y  Lagunes, Co., esta última encargada de la contratación de cientos de miles de extras de los cuales algunos cientos tuvieron la oportunidad de aparecer y departir ayer junto con el plagiario de la República.

El Palacio Nacional ha sido escogido como el escenario de la farsa, ya que cuenta con un gran estacionamiento ahí, en la misma plancha del zócalo y con el acomodador –comodín de este gobierno- (palero, represor, traidor a la izquierda, mentiroso, traficante de influencias, etc.) Miguel Angel Mancera.

Sin novedades en el libreto, la obra se desarrolló según lo esperado y los partes de la prensa estuvieron a punto, como es costumbre, alabando el desempeño del títere que usurpa la silla presidencial, al tiempo que reproducen las frases, a manera de excusa, empleadas por el contra-reformador y sus esbirros, en este caso el secretario de gobernación, con relación al acto de campaña que se le organizó en México al candidato que ha hecho del centro de su lema de campaña las ofensas a México y a los mexicanos, pasando ya de la diatriba a la franca amenaza y teniendo como lema “México pagará...” (#MexicoWillPayForIt).

Por supuesto, Trump vino a México a reiterar su desprecio por este país de “violadores y criminales” y obtuvo como respuesta la cabeza… inclinada de Peña.

Ante esta cascada de ignominia, el único verdadero estadista en este país, a quien se le ha arrebatado con malicia la presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador, declaró que “la mejor política exterior es la interior”. Dijo también, que de ninguna manera debió invitarse a candidato alguno y que lo que se cocinaba, nuevamente, era el regreso del PAN, cuyos hipócritas miembros censuran a Peña cuando en la presidencia sirvieron a los intereses extranjeros al pie de la letra, sus políticas expulsaron a miles de mexicanos hacia los EUA y bañaron en sangre al país.

Como ciudadanos indignados y de honor, debemos exigir la destitución inmediata del traidor a la patria Peña Nieto junto con todo su gabinete, además de confiscación de bienes y juicio político.
 Hay bases legales suficientes para ello y no porque no se tengan precedentes, es irrealizable. 

La demanda debe quedar en los anales de la historia de México en forma bien documentada con los nombres de todos los traidores por acción u omisión.
8/25/2016 08:25:00 p. m.

Justicia sí, impunidad no


En Morena no hay lugar para vendettas


Por Hasardevi
Agosto 24, 2016

En México la sed de justicia, el repudio contra la impunidad es anhelo de aquellos que no se conforman con el estado de cosas que impera, mismo que los poderes cínicamente tratan de justificar y los medios corruptos ocultan y distorsionan.

Lo menos que esperamos al triunfo de un gobierno legítimo y de regeneración nacional es, desde luego, que se note la voluntad de cambio verdadero en los actos de gobierno; para muchos, esto implica que haya justicia y que los culpables de la debacle nacional, del saqueo al país, autores intelectuales de asesinatos y desapariciones, corruptos implicados en delitos e incluso, coludidos con el narcotráfico y un amplio etcétera,  sean señalados, enjuiciados y puestos tras las rejas.

Pero, ¿es esa la prioridad?

Creo que de eso se trata la declaración de López Obrador en relación a una “amnistía anticipada”.

La lectura seria, desapasionada, de lo expresado por este político, debe ser desde varios ángulos. Es claro que hay un mensaje político aquí, como lo hubo el día de la manifestación en apoyo a los maestros de la Coordinadora Nacional y habló de la transición pacífica que Peña debía hacer, emplazándolo a los cambios profundos en su gabinete.

El foro al cual fue invitado AMLO, uno en el que también participó gente como Salinas de Gortari en Acapulco, no es organizado por casualidad. Empresarios nacionales y extranjeros quieren escuchar y saber a qué atenerse cuando de sus negocios se trata. ¿Es este un país "estable”? ¿lo será llegado el caso del triunfo de una izquierda como morena? No se trata de simular, ni de mentir, pero sí de dejar en claro que no se pretende gobernar en un polvorín, mucho menos crearlo…

Hay también un llamado a la militancia de morena, a sus simpatizantes, a enfocarse en lo fundamental, a hacer honor a lo que desde hace años se ha postulado por este movimiento-partido: una república amorosa, es decir, no hay cabida para rencores, cacería de brujas, ensañamiento, en una palabra: vendettas.

Todo eso, es lo que no cabe en morena. Las palabras de López Obrador fueron claras: "no podemos empantanarnos" en eso.

Se comprende la airada reacción, aunque excesiva, de Alvaro Delgado cuando la palabra amnistía apareció en su discurso. Incluso tiene razón en que el tema es debatible. Pero no es central.

Sobre todo, llamar cómplice a López Obrador, es ir demasiado lejos, está fuera de lugar y es dar tela de donde cortar a los medios corruptos siempre ávidos de la menor oportunidad para destrozar a morena y a su líder.

Serenidad, dice AMLO; hoy como nunca esto es imprescindible si queremos seguir en este camino tan difícil que estamos transitando: el del pacifismo, la vía electoral, la movilización ciudadana, la revolución de las conciencias.

Personalmente no creo en el perdón a quien por su parte ni lo pide ni cree que debe pedirlo, ni lo merece. Olvido menos. Pero el rencor y deseo de venganza son desgastantes, requieren demasiada energía y ésta merece ser puesta al servicio de la reconstrucción del país. Justicia sí. Buscarla y aplicarla en la medida de lo posible, claro que sí. No obstante, no olvidemos que no será fácil pues los corruptos borran sus huellas y siempre tienen chivos expiatorios para salir del paso. Sus recursos son ilimitados pues sus redes de complicidad son tantas que no es fácil hacerlos caer.

Tomando en cuenta eso, desde luego buscar se termine con la impunidad es prioridad del gobierno de López Obrador. Así lo ha dicho, escrito y prometido repetidamente.

De todos modos, cuando sea presidente de la República, él mismo renunciará a los fueros que hoy hacen intocable la figura presidencial, así lo ha manifestado también. Nosotros le exigiremos la transparencia que hoy ni medios ni “autoridades” -aquí sí bien entrecomilladas- le exigen a la mafia en el poder actualmente. Es nuestro deber estar vigilantes de que se cumpla con las expectativas que morena ha creado, y no permitir que la corrupción se enquiste como lo hizo en el PRD.

Es nuestro deber actuar con madurez y serenidad, con ética y sabiduría.

Por su parte, López Obrador en reciente entrevista ante el reclamo de que contestaba "evasivamente" diciendo que él consultaría a la gente (con relación al matrimonio entre homosexuales), reiteró: Ante la duda, ante el desacuerdo, la consulta al pueblo es lo que procede. Y así será en todos los casos en su gobierno: plebiscito, referéndum, revocación de mandato, todo aquello que involucra una democracia participativa.

---

En los procesos revolucionarios a través de las armas, difícilmente se deja, no ya libres de cárcel o de castigo. No se puede dejar viva a la élite que ha de regresar por sus fueros en cualquier momento. En los procesos pacíficos, la situación es bien distinta. Hay ejemplos en la Historia: Mandela, quien arriba al poder mediante una transición pacífica auspiciada por el gobierno de DeKlerk.

(continuará)
8/18/2016 08:13:00 p. m.

Secretaria de Joseph Goebbels (de 105 años de edad), habla 70 años después



70 años después del fin de la guerra, una secretaria de Joseph Goebbels habla

Agosto 17, 2016
Tomado de Le Monde
Traducido por Hasardevi


Brunhilde Pomsel fue una de las secretarias de Joseph Goebbels. Fue condenada a 5 años de prisión a la caída de la Alemania nazi.

Brunhilde Pomsel fue durante la Segunda Guerra Mundial, uno de los seis secretarios de Joseph Goebbels, ministro de propaganda nazi y uno de los más poderosos líderes del Tercer Reich. Más de setenta años después de la guerra, esta señora, de 105 años de edad, decidió contar su día a día en el corazón de la burocracia nazi en la película, Una Vida Alemana, difundida recientemente en el Festival de Cine de Munich.

Video:
https://youtu.be/PvLL6LP41YY

Pero también en una larga entrevista con The Guardian. ¿Por qué ahora? Debido a que tiene "poco tiempo de vida," dijo ella, y que era "importante para mí reconocer la imagen en el espejo para poder entender lo que hice mal." "Pero esto no se trata en absoluto de aliviar mi consciencia", añade. Lo hace, dice, para evitar que "el mundo se convierta de nuevo en lo que ya ha sido, con algunos resultados horribles”.

Un trabajo como cualquier otro. Brunhilde Pomsel recuerda cuando su vida profesional cambió. En 1942, ella tenía 31 años y trabajaba como secretaria para una radio. Ella era un miembro del partido nazi, tal como cerca de 8 millones de alemanes. Alguien la recomendó para un puesto en el Ministerio de Propaganda. Se sintió "halagada" porque significaba que "ella era la mecanógrafa más rápida de la radio."

Durante tres años, acude al magnífico edificio en Unter den Linden, con un salario fabuloso para ese tiempo, de 275 marcos. "Si ella admite haber estado en el corazón de la máquina de la propaganda nazi (...) habla de manera casi bizarra, como si se tratara de un trabajo como cualquier otro", escribió el periodista Kate Connolly:

"Yo no hacía más que mecanografiar en la oficina de Goebbels."
Los Goebbels siempre fueron muy buenos conmigo ". Gran parte de la entrevista gira en torno a la figura de Joseph Goebbels, uno de los nazis más extremistas y leales a Adolf Hitler. Brunhilde Pomsel describe necesariamente una imagen diferente: la de un hombre "de noble elegancia" muy cuidadoso acerca de su vestimenta. "Siempre las mejores telas para sus trajes" y "manos muy nítidas, probablemente se hacía manicura todos los días."

"No había nada malo que decir de él", dice ella, hasta que estaba en escena haciendo un discurso de propaganda. El hombre amable se convertía en un "enano desatado." Pero la secretaria permanecería leal a su jefe y su esposa - "Siempre fueron muy buenos conmigo" – a sus hijos los llegó a ver en la oficina también. Cuando se enteró el 1o. de mayo de 1945 que todos se habían suicidado,  quedó “estupefacta”.


"No estábamos al tanto de nada, todo se mantuvo en secreto. "Después de la caída de la Alemania nazi, el secretario fue condenado a cinco años de prisión en campos en poder de los rusos. Ella volverá a ser secretaria más tarde en una radio estatal, donde experimentará "una vida privilegiada con una buena remuneración y acceso a viajes", según The Guardian, hasta su retiro en 1971.
Más de setenta años después, Brunhilde Pomsel sigue jurando que no era consciente de lo que se perpetraba en el régimen.

"Yo sé que nadie nos cree hoy en día, todo el mundo piensa que estábamos al tanto de todo. No éramos conscientes de nada, todo se mantuvo en secreto. "

"Ella se niega a admitir que era ingenuo creer que los judíos desaparecidos habían sido enviados a los pueblos de los Sudetes a repoblar", escribe el periodista de The Guardian. "Lo creímos, nos lo tragamos. Era totalmente plausible," responde la anciana, como si tratara de justificarse a sí misma describiendo “un país entero que estaba como hechizado".


"La gente que hoy en día dice haber hecho frente a los nazis, creo que son sinceros al decirlo, pero créanme, la mayoría no lo hizo."
--------------

Nota de Hasardevi:

Joseph Goebbels fue el ministro de propaganda nazi de Hitler, él se interesó en los medios nuevos, en ese entonces, de difusión, como la radio y el cine para uso propagandístico. A él se le atribuye la famosa frase de "una mentira repetida mil veces deviene verdad". Era, entre otras cosas, profundamente antisemita y verdadero devoto del Reich.

Lo que es claro, es la negación en que insiste la Sra. Pomsel, porque al no querer enterarse de lo que realmente ocurría, se hizo cómplice de los horrores de ese régimen. Como muchos hoy, que miran hacia otro lado...

Los directores de la película dicen que han hecho la película "en un momento en el que el populismo de derecha está en auge en Europa", porque quieren que la cinta sea un recordatorio de la "capacidad de complacencia y de negación del ser humano".


3/03/2016 09:36:00 a. m.

La Majadería como Estrategia en la ¿Política?


Por Hasardevi
Marzo 3, 2016

En México, se ve todos los días, en todos los medios de “comunicación”, en todas las formas posibles. La insidia sustituye al dato fidedigno, la grosera descalificación al argumento, la violencia verbal y el insulto al debate de altura.

Cuando de la burla y la banalización de temas sensibles se hace acopio en una búsqueda por minimizar todo valor por temor a parecer “pasado de moda”, poco audaz, conservador o hipócrita, no es raro que incluso en la política, en donde es verdad que la hipocresía es la capa protectora desde siempre, ahora hace su total irrupción un cinismo y una majadería rampantes.

¿Y la gente? Tristemente pareciera que hay muchos que aplauden rabiosamente esta forma “franca”, de encarar al –ya no adversario, sino enemigo y, no a vencer en buena lid, sino a aniquilar.

“Todas las filosofías cínicas han hecho su entrada en la sociedad arropándose con los guiñapos de la franqueza,” decía José Ortega y Gasset.  Es innegable que algunos se “arropan” en la franqueza para espetar majaderías o bien, caen en el extremo del cinismo como ciertos políticos que hoy, por todas partes del mundo, pululan.

En Europa, la comidilla es un candidato a la presidencia de los EUA, auto proclamado el país más democrático del mundo. Los desfiguros de Trump han llegado muy lejos porque, en efecto, aspira a presidir el país considerado el más poderoso. La verdad es que si de majaderías se trata, el agravio hecho por los gobiernos del Reino Unido y de Suecia a una reciente declaración de las Naciones Unidas con respecto al inverosímil caso de encarcelamiento de facto de Julian Assange, al decir que su pronunciamiento era “ridículo” y que no lo tomarían en cuenta, destaca tanto como la aseveración en el mismo Reino Unido de que el parlamentario Corbey “es un peligro” dicho esto por sus pares en la política.

Ni qué decir del propio Trump. La ofensiva majadería con que se conduce respecto a México, a otras culturas, a los periodistas que se atreven a cuestionarle, o en general personas que disienten con él, es de antología. El periodista Dave Brooks dijo que había hecho una impresión de los insultos que llevaba proferidos en su cuenta de twitter “el Donald” en esta campaña y alcanzaba 33 páginas.

Y en este contexto, es pertinente nombrar al cínico expresidente mexicano Vicente Fox, quien en un alarde de supina ignorancia y despótica estupidez, le espetó nada menos que al Comandante Fidel Castro su famosa frase: “comes y te vas”. Ambos, Trump y Fox, gustan de los iletrados. Trump dijo: “Me gusta la gente no educada” y Fox por su parte, le dijo a una mujer indígena, “qué bueno que no lees”. Ambos, claro, son seguidos por los menos “educados”, eso es un hecho documentado.

El ex-Rey de España, Juan Carlos, mandó callar majaderamente a un presidente democráticamente elegido por el pueblo de Venezuela: Hugo Chávez Frías. Y en su momento, no recibió la censura que merecía por tal atrevimiento, pero Chávez, gran hombre y estadista, supo devolver con guante blanco la afrenta, cuando se refirió a él con el respetuoso “señor Rey” y le confirió su perdón al arrebato majadero del “noble” hoy venido a menos.

Si Obama se rehúsa a ver a la política como un “reality show”, ya que precisamente dijo que como no es tal, Trump “no puede ganar”, habrá que contradecirle porque eso es lo que realmente parece ser hoy en día. Un reality show grosero, vulgar y en terrible decadencia.
Pero los pueblos presencian tal majadería de manera impávida. Incluso la celebran. La gente por todas partes del mundo parece estar sumamente confundida, desorientada.

En México, padecemos un caso extremo en este sentido, que ha ido creciendo desde que en el poder se instauró el “Ni los veo, ni los oigo” del taimado Carlos Salinas de Gortari. Un déspota neoliberal que, mediante el fraude descarado, pisoteó lo que quedaba de democracia en este país. Preparó el camino para que una derecha al estilo de los vende patria del siglo antepasado –de cualquier partido- se apostaran en el poder y a base de fraudes se nieguen a dejarlo.

Pero la majadería va hoy más allá de la ofensa al contrincante político; si antes se conformaban con insultar la inteligencia de muchos, hoy los insultos se profieren ya de forma directa hacia el pueblo pensante que se niega a postrarse ante estos personajes grotescos y corruptos. 

Un individuo priísta acusado en repetidas ocasiones de tener nexos con el narcotráfico, Manlio Beltrones, ya no sólo insulta y calumnia al político Andrés Manuel López Obrador, dos veces candidato a la presidencia de la República Mexicana, ex-jefe de gobierno del Distrito Federal, y líder del primer movimiento ciudadano real que logra conformar un partido político independiente, MORENA, del cual es actual presidente también; ahora también embiste contra ese sector del pueblo que ha venido luchando desde hace años contra los fraudes, la entrega de los recursos del país a manos privadas y extranjeras, y demás atropellos por parte de esa clase política abyecta que Beltrones representa con precisión. Y los medios masivos, y no masivos, ni siquiera lo cuestionan. Ni siquiera un extrañamiento ante tal desproporción. Bueno, peores cosas les pasan de largo: las mentiras en su cara, cuando hacen sus grandilocuentes declaraciones ¿no es cierto?

Tal parece que ya es “normal” que en este país sea la majadería y la mentira la estrategia política para descalificar, el cinismo de medios y de “público” se hace uno y no se piensa que todos, absolutamente todos, menos un grupúsculo oligarca y sus cortesanos –Beltrones y Peña incluidos entre los cortesanos- son y serán víctimas de la corrupción y la debacle que vive México. “Peje-zombis” dice el acusado de pertenecer al crimen organizado por diarios importantes en el mundo –mismos que no ha demandado aún el interfecto-  refiriéndose así a millones de personas que han votado por López Obrador, y por quienes conforman una fuerza ciudadana y política muy importante en este país. 
Ciudadanos en ejercicio de su derecho a disentir y a exigir de los políticos respeto y legalidad. 

Pero Beltrones sabe de sobra que no se dirige, cuando de los que apoyan a AMLO se trata, a insulsos manipulables, él expresa sus palabras ofensivas para que esos “televidentes” adormecidos se regodeen, azuzando así a otro sector de la sociedad contra quienes disienten y sí ejercen su derecho a pensar y a reclamar. Ruin, de todos modos su actuar, pero ¿Qué más podía esperarse de quien ha vivido entre  turbiedades sin aclarar –esas sí- y no los “segundos pisos”, y se ha servido del erario que pertenece al pueblo que insulta?

Otra majadería, negar el paso de legisladores de MORENA a “la herramienta de trabajo del presidente”, Peña dixit, es decir, al avión de 7,000 millones de pesos (el más caro del mundo) que el dueño de la casa blanca (vía Higa) y demás opacidades, caprichosamente adquirió y que groseramente dice es su “herramienta de trabajo”. No sabíamos que fuese aviador. Aunque si se refiere a cobrar sin trabajar… cobra sentido. El señor ignora que la herramienta principal de un ocupante de la silla presidencial sería, en todo caso, la Constitución Política del país que dice gobernar, para respetarla, para aplicarla, para guiarse por ésta en lugar de desfigurarla y destruirla y junto con ella al país entero. Esta es la forma majadera de un pésimo “presidente” diciendo a la gente: “me burlo porque puedo y hagan como quieran”. Así de burdo, así de pequeño.

Y no menos burdo el ataque a las escuelas de MORENA, el actuar servil y traidor –a la gente que lo puso ahí- Miguel Mancera enviando a desacreditar esas escuelas a sus “colaboradores” llamando a éstas “escuelas patito”. No una palabra de reconocimiento ante lo nunca antes visto: legisladores donando parte importante de su dieta para la educación de los jóvenes rechazados por el sistema, claro que no. Eso desnudaría al sistema hecho para rechazar al pobre, para promover la comercialización de la educación y retrata de cuerpo entero la mezquindad de estos pseudo-servidores públicos.

Si algo ya es absolutamente desconocido en este régimen, es el sentido de la decencia y la compostura, el respeto que deben a la gente para la que trabajan. Hace mucho que gobernantes, legisladores y “servidores” públicos perdieron el rumbo porque la gente les permitió enseñorearse y olvidar para quién trabajan, quién les paga con sus impuestos, por mantener un aparato que haga funcionar al país. La política sí, como “reality show” y los ciudadanos como espectadores que aplauden sus majaderías y proceder obsceno, como un público ebrio que ríe cuando le insultan, así han degradado a una buena parte de la sociedad.

Pero no a toda, por cierto. Es a esa parte de la sociedad a la que insultan y agreden. A esa parte de la sociedad conformada por periodistas, intelectuales, gente trabajadora y con sentido del honor quieren avasallar. Por ello, se trata de no transigir con la corrupción, no tolerarla. Tampoco tolerar la majadería, la calumnia ni el acoso y la violencia desde el poder, pero tampoco entre los ciudadanos. A los insultos, responder con la fuerza del argumento, con la fuerza del trabajo para regenerar al país. Los militantes y simpatizantes de morena, han de ser prueba fehaciente de una ciudadanía que sabe exigir, sobre todo a quienes ha señalado para el ejercicio del poder en ese partido, congruencia y decoro. Nunca permitirse el cinismo como respuesta a los malos políticos; antes bien, hacer del vapuleo y la intimidación que estas malas personas, malos políticos, utilizan en contra del pueblo, la razón de la fortaleza en las ideas y la construcción de puentes y no destrucción de caminos. Oponiendo al autoritarismo, el supremo derecho a la libertad de expresión y recordándoles a esos majaderos, a cada paso que den, quién manda: los que pagamos con impuestos sus exorbitantes salarios.

Si una parte importante del pueblo ha escogido este camino es porque rechaza la violencia. Se tiene claro que todo tipo de violencia lleva a más violencia, y por ello, se ha optado por la fuerza de las palabras, de las acciones de resistencia civil y pacífica incluso. Pero en México, al parecer, la forma de hacer política se ha convertido más bien en la diatriba barata llevando a un representante de la máxima investidura –la presidencia de la República- a ordenar a ciudadanos agraviados que superen el hecho de la desaparición forzada de 43 estudiantes. A un presidente de un partido, a insultar a ciudadanos descalificándoles despectivamente por apoyar a un partido. Es deplorable en verdad. En México se aplaude y se admira al bravucón. Si no, basta mirar la anacrónica entrada (como en la dizque época de oro del cine mexicano) de un nada independiente gobernante, a caballo con balandronadas a lo Fox –que no cumple, además.

Por lo visto Beltrones, Mancera y Peña, entre otros muchos, pero de manera preponderante por el espacio de poder que hoy ocupan, desconocen en absoluto los significados de la política: mediar en una sociedad dividida para evitar la violencia. Al contrario de esto, la promueven, la utilizan impunemente, la ciudadanía que se atreve a cuestionarles, es víctima de un acoso, de una constante intimidación, “bulling” le llaman ahora utilizando la palabra en inglés, desde el poder la violencia institucionalizada, el Estado de terror. Y la peor violencia, la pobreza, como acusó Gandhi, siempre presente en este país, hoy se ahonda más cada día.


La manera de regenerar al país, a la sociedad, involucra un compromiso serio y una regeneración interior. Templanza y honestidad como divisa. Mantener, los ciudadanos conscientes, la compostura y, a la falta de honor entre los gobiernos y los gobernantes, debemos anteponer y responder con el honor entre las personas. 
2/26/2016 09:46:00 p. m.

El Confort Intelectual



Por Hasardevi
Febrero 26, 2016
La comodidad intelectual es el reposo de la inteligencia. Es el capullo en el que el cerebro se adormece tranquilamente, cuando no se le exhorta más a tener el valor de pensar. Así, ya no habla más que para repetir lo que "sabe", ya no se hace un esfuerzo por producir. Colmado de pereza (o cobardía), ni siquiera se molesta en renunciar a la idea: se esconde.
Se refugia en las bellas doctrinas listas para consumir, en las referencias, en ideas y referencias hechas y métodos ya probados que ya sólo hay que "aplicar". Cuando uno está tan embebido en el pensamiento de los demás, ya no debemos decir que pensamos; deberíamos decir "se piensa", como se dice "llueve". 
  François Housset 


"Le Confort Intellectuel" (El Confort Intelectual) es el título de un ensayo de Marcel Aymé, publicado en 1949. Aunque este escrito no tiene relación con ese ensayo, encuentro interesante la forma de referirse a un estado que para mi significa una especie de "acomodamiento" de las ¿ideas? con el fin de agradar al "consumidor". Así traduzco yo este concepto de "confort" intelectual.

Primero, hay que recordar lo que el término "intelectual" evoca, ya que hoy en día y gracias a los medios masivos, en especial la televisión pero ahora también a la Internet, actores, actrices, cantantes, y en general, todo aquel que tenga alguna fama, es considerado erróneamente como tal.

Intelectual evoca "inteligencia" cuyo dominio es conformado por diversos campos como la ciencia, la literatura, el arte, etc. Implica también la sabiduría en el ejercicio de un saber vivir y tener la capacidad de expandirse en forma natural de modo que se es capaz de aportar un valor a la humanidad. El mundo necesita de intelectuales para ser pensado. 

En ese sentido, idealmente un intelectual no debería ser soberbio, elitista e incluso sectario. El simple hecho de ser famoso, no hace al intelectual. Sobre todo, -hoy en día que los plagios están de moda y que la falta de originalidad vertida sin pudor alguno, pero eso sí, con gran sensacionalismo y un lenguaje utilizado de manera efectista- tampoco consiste en haber sido "publicado" repetidamente, o conducir un programa de televisión, o de radio... Por cierto, "codearse" con la intelectualidad, o lo que se piensa lo es, tampoco le confiere tal estado. 

El intelectual, por su formación, tiene un deber ético para con la humanidad que es el de tratar de comprender y traducir los problemas para crear valor en la sociedad y permitir así vislumbrar una forma mejor de hacer las cosas. La humildad debe ser divisa del intelecto, la apertura, un espíritu curioso... Ayudar a que la gente, adquiera mayor conciencia del mundo y sus fenómenos, y por supuesto, señalar lo que se percibe en detrimento de la propia humanidad. En este sentido, si el "intelectual" es incapaz de ver y percibir lo que ocurre en su entorno social, o si viéndolo, es incapaz de difundirlo y en su caso, denunciarlo y crear una corriente de luz que sea capaz de combatir lo que sea que esté impidiendo el desarrollo individual y minando a la comunidad, su función se pervierte.

Todo pensamiento político, involucra una reflexión intelectual.

El pensamiento crítico provisto de los elementos con que cuenta el intelectual, debe estar presente a la hora del análisis de los hechos sociales que ineludiblemente están inmersos en la política; su imparcialidad no debe estar comprometida cuando de su relación con el poder se trate. Pero no ha de dudar en tomar el partido que su conciencia le dicte cuando defienda las ideas en las que convergen justicia, amor, paz... En cualquier rama del saber: arte, ciencia, literatura, economía, el elemento humano todo lo impregna; así, la desigualdad social, la carencia de la aplicación de la ley equitativamente y otros aspectos relacionados, no escapan en cualquier área de trabajo del intelectual y no se explican de manera aislada. 
En la actualidad, en cambio, lo que se hace ya muy a menudo es acomodarse en los conceptos que heredamos y consumimos juntos: el capital de la inteligencia que se comparte de manera pragmática. Es seguro pensar como los otros, de este modo no nos aislamos y además, es seguro avanzar por un camino ya trazado, uno simplemente es conducido. Y es verdad, se prefiere amoldar las propias dudas e ideas a los prejuicios que se tiene, justificándolos, que ejercitarse en la reflexión. Razonar, ya se ve casi como una pérdida de tiempo: todo está ahí en la red para ser consumido. En el reflector para ser "parte de nuestra vida". ¡Qué falacia! 

Intelectual es quien piensa, quien produce ideas, quien se refuta a sí mismo, quien duda y reflexiona. Es un proceso doloroso, inquietante, pero fructífero y liberador. Al negar este ejercicio, se niega la inteligencia y el intelectual que dice, cree o parece serlo, simplemente no lo es. Su pensamiento queda descalificado, de razón y de ética.

Y es que pensar es peligroso. Lo es más todavía cuando uno se arriesga a parecer tonto, atreverse a cometer un error esbozando una afirmación que no entra en la corriente de pensamiento que predomina en ciertos "círculos autorizados". Por el contrario, es fácil "tener razón" si se repite lo que aparece como evidente porque es lo que se recicla constantemente, especialmente en los medios masivos, o bien en el círculo que se ostenta con esa misma autoridad.

Pero si se opta por la comodidad, uno escoge ya no pensar, sino fingir que se piensa. Se recolectan ideas de aquí y allá (como corta y pega) para el consumo inmediato. El pensamiento pues, deja de ser el resultado de un proceso arduo en que la creatividad se pone en juego, en que ejercitamos la dialéctica, en que refutamos nuestras propias ideas preconcebidas y agudizamos el juicio. Uno ya no piensa, es tragado por una maquinaria de pensamiento que se repite, se reactiva, como una computadora, como una aplicación de un "smart phone", no hay nuevos derroteros, sólo caminos trillados.

Si bien el pensamiento puede ser sistematizado, no puede encerrarse en un libro. Las ideas se ponen a prueba en los hechos de la vida diaria, a través de la historia, por la experiencia también. Ahora nos toca pensar a todos en lugar de buscar las respuestas solamente entre las páginas de un libro o en un supuesto "pensador", pero más que todo, es necesario calibrar el estado de cosas y, a través de las ideas, denunciar lo que se ha podrido y renovar el pensamiento para regenerar el espíritu colectivo de la sociedad que parece languidecer carente de verdaderos valores humanos.

Atreverse, no sólo a documentar la historia de las infamias y lo que ha fallado en nuestros sistemas (¿inventados por quién?) sino a proponer los nuevos derroteros, los nuevos brotes de sabiduría. Podemos borrar la hoja y reescribir la historia, comenzar de nuevo. Pero la inteligencia tiene la obligación de tomar parte activa en este cambio, por encima de la tecnología, ésta es una herramienta, nosotros la manejamos, no al revés. El status quo puede y debe ser cambiado, la revitalización de la sociedad espera la participación activa de la "inteligencia".



2/18/2016 09:38:00 p. m.

Visita papal a México: nada que esperar... ni agradecer.



Por Hasardevi
Febrero 18, 2016

Es cierto, el papa no puede resolver los problemas que aquejan al mundo, ni siquiera los problemas de la Iglesia en su conjunto. Pero el papa no es sólo un Jefe de Estado, es un líder espiritual; por lo menos religioso...

Demasiadas expectativas de muchos para un papa con un discurso, eso sí, muy original en su contenido, pocas veces escuchado en boca de un representante de la Iglesia Católica. Pero demasiadas al fin. ¿Por qué esperar algo distinto? Es verdad que él dio pautas para ello y sin embargo, nada ha hecho con anterioridad en asuntos como la pederastia atribuida -probadamente- a sacerdotes y jerarcas eclesiales.

Pero, por tratarse de un papa que en su discurso se opone tan vehementemente a la injusticia social, se pensó que podría acercarse verdaderamente, no sólo en el discurso, a los más pobres, los más desprotegidos, los más necesitados de consuelo y esperanza; incluso coincidir con aquellos miembros de su iglesia que, en los hechos, defienden los derechos de los más necesitados.

Me alegra saber, que como grupo al menos, las muy dignas y generosas "Patronas", esas mujeres que desde hace años alimentan a los hambrientos y maltratados emigrantes que pasan por este país en ese transporte llamado "la bestia", no dieron señas de expectativa alguna acerca del Representante de Dios en la Tierra.

Es indefendible la impúdica cercanía del papa con el poder, el discurso se hace doble cuando se desmiente en los hechos lo que se defiende con la palabra. La constante ambigüedad que le imbuye como personaje "sacro" y hombre de Estado resulta conveniente para justificarse en uno u otro sentido.

Y qué bien sirve, en cambio, a los intereses de las cadenas de radio y televisión para ganar dinero y manipular a la gente que, incauta, se deja distraer con las expectativas creadas.

Su principal deber, el del papa, para con su Grey, es buscar su bienestar y tomar las acciones necesarias, nada justifica el olvido de esa encomienda "divina". Proteger una investidura, en lugar de al pueblo católico -al menos- es una falla, y no ser capaz de guiar a la gente congruentemente, le descalifica. Cuanto mayores expectativas, mayor responsabilidad.

Todo es oropel cuando de un representante de la Iglesia Católica se trata. En cambio, tanto Leonardo Boff como muchos otros "excomulgados" persisten en la sombra su obra dedicada a mejorar este mundo cada vez más complicado.

En cuanto a la laicidad pisoteada en este país, esto es única y exclusivamente responsabilidad del gobierno mexicano, tan corrupto, como espurio. Pero con la aquiescencia de pueblo hipnotizado e intelectuales distraídos, algunos; serviles al poder, los más. Y es que, se vuelven sólo "reniegos" estos intelectuales que claman por el Estado de Derecho y el Estado Laico, pero nada hacen, no promueven acción alguna, no interpelan como es debido al poder.

Ni expertos ni legos en estos intrincados recovecos que tiene lo que se relaciona con la iglesia, sus maneras, su derecho, sus relaciones con la grey, con sus propios miembros, con el poder, etc., aciertan a demandar una relación de respeto, que no rebase los límites impuestos en la propia ley mexicana a toda asociación religiosa. La parcialidad campea. Los expertos, por cierto, parecen tan fascinados con la figura papal y el rito eclesiástico, como con la realeza. ¿Se enceguecen con la idea de las indulgencias papales?

¿Qué bien puede hacer a un pueblo -de todos modos- perpetuar un mito, así sea en nombre de la fe y la esperanza?

1/28/2016 05:57:00 p. m.

La Desigualdad en el Mundo "Cuidado con la brecha..."



Por Hasardevi
28 de Enero 2016
Me gustó el título que The Economist puso a un artículo sobre Sir Anthony Atkinson en el cual, por cierto, no se esconde la sorpresa ante lo vanguardista de las propuestas hechas en su libro “Desigualdad ¿qué hacer al respecto?”:

Mind the gap, como se lee en el metro de Londres para que se tenga cuidado de no caer en la brecha que hay entre el andén y el vagón al subir. Hoy, lo apremiante es no “caer en la brecha” enorme de desigualdad entre pobres y ricos que advierte Atkinson y su aportación consiste en decir “sí hay una manera”, o quince, entre muchas otras que él aporta en este libro.
No es sólo la izquierda la que advierte ya de los peligros de la inequidad en el mundo. No es la gente “que no sabe de economía” y no “comprende” lo que ocurre con la “glogalización”. Hoy están en juego la subsistencia y la democracia por culpa de estas desigualdades y es hora de actuar. Aquí están las ideas para informarse, para divulgar, para debatir con las armas de la razón.


Este artículo está basado en textos de l’Humanité, The Economist y del propio blog del autor, acerca de la obra en cuestión.


"Tony Atkinson ha hecho más que nadie para ayudarnos a entender el significado de la desigualdad, por qué es importante, cómo ha cambiado con el tiempo, y cómo puede ser influenciada. Él es uno de los grandes eruditos de nuestro tiempo".
 — Nicholas Stern, London School of Economics and Political Science


La desigualdad es uno de nuestros problemas sociales más urgentes. Si bien se refrenó en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial, regresó recientemente para vengarse. Todos conocemos la magnitud del problema –la brecha sobre el 99% y el 1% está muy arraigada en el debate público, pero ha habido poca discusión de lo que podemos hacer, en lugar de desesperarnos.

No es sólo que los ricos se hagan más ricos, sino que hay cada vez más pobres en el mundo y la brecha es enorme. Contra los argumentos y excusas comunes para la inacción: que con la intervención del Estado se contraerá la economía, que la globalización hace que la acción sea imposible, y que hoy no podemos darnos el lujo de nuevas políticas. De acuerdo con el distinguido economista Anthony Atkinson, sin embargo, podemos hacer mucho más de lo que los escépticos se imaginan.

Más radical que Thomas Piketty, Atkinson cree que el gobierno debe inmiscuirse en los mercados en todas las formas posibles para influir en la distribución de recompensas económicas. Las recomendaciones de Sir Anthony evocan los años 1960 y 1970, cuando los sindicatos eran una fuerza dominante en la política y el Estado era visto como un vigilante indispensable en los mercados.


Extractos de una entrevista hecha a "Sir Tony"

Anthony Atkinson "contra la desigualdad, la cuestión del pleno empleo debe ser la prioridad"
El economista británico Anthony B. Atkinson lleva medio siglo trabajando enfocado en los temas de la distribución de la riqueza, la desigualdad y la pobreza, y ha publicado cincuenta obras que le dieron fama internacional. Con este libro recién publicado, Inequality -What can be done? Thomas Piketty, autor de “El Capitalismo en el siglo XXI”, quien es su discípulo y escribió el prefacio al libro de Atkinson, dice que “el científico de la legendaria prudencia, se sumerge aquí en el debate."
Es éste un verdadero programa de acción que desarrolla el autor en 15 proposiciones que van desde la fiscalización a la seguridad social, pasando por la lucha contra el desempleo, las políticas de innovación y de ayuda para el desarrollo. Atkinson dice de manera optimista y firme que “el mundo enfrenta problemas enormes, pero colectivamente, no somos impotentes ni nos enfrentamos a fuerzas incontrolables”.
Atkinson dice en entrevista a l’Humanité que su trabajo, comenzado desde los años 1960, le ha dado una perspectiva a largo plazo y le ha permitido mostrar que la mayor parte de los países europeos han atravesado períodos significativos en los que han visto una disminución de las desigualdades, y añade que  “El capital en el siglo XXI (Seuil, 2013), de Thomas Piketty, pudo dejar la impresión de que sólo durante la Segunda Guerra mundial sucedió esto; sin embargo, esto abarca el período comprendido entre 1945 y finales de 1970 - en el que la tasa de pobreza y el porcentaje de ricos disminuyeron. “Es importante recordar esto ya que actualmente prevalece un clima de pesimismo frente a la desigualdad, un sentimiento de que nada puede hacerse, empero, si uno extrae las lecciones de estos períodos, es posible emprender las acciones que lleven al cambio.
A la pregunta de por qué siendo él un investigador universitario, formula un verdadero programa político en su libro -ya que incluso lo asienta así: “Lo que se puede hacer” para luchar contra la desigualdad en todas sus formas, Atkinson dice:
Tanto como profesor, como ciudadano, “tengo la posibilidad y también la obligación, de utilizar mis conocimientos para responder a las cuestiones políticas actuales. Mucha gente, vecinos, amigos, colegas, me preguntan ‘¿qué se puede hacer?’ Para responder a esta pregunta, debemos analizar todos los pormenores de la situación para dibujar los contornos de lo que puede suceder en el futuro.”
“Una de las razones por las que escribí este libro, continúa Atkinson, es porque después de publicada la obra de Thomas Piketty, todo el mundo habló de desigualdades señalando a los ricos y olvidando la pobreza. Por eso hay que insistir en la importancia que tiene y en el hecho que pobreza y desigualdad están sólidamente ligadas. La pobreza persiste porque no se adoptan las políticas capaces de resolver el problema, sobre todo porque los que detentan el poder, son ellos mismos muy “acaudalados”. Y una de las causas de la desigualdad es que persiste la pobreza en países ricos.
El autor asienta quince propuestas muy específicas. Algunas de ellas conciernen a la fiscalización, a los impuestos, en particular las transferencias financieras. Dice que algunas de ellas ya ha sido adoptada en Francia: aumento de la tasa impositiva a los más ricos, por ejemplo. (Lo cual por cierto llevó a algunos ricos en Francia a sacar su dinero, incluso a abandonar el país. El actor Gerard Depardieu optó por la nacionalidad rusa y sacó –muy solidario- su dinero de “La France”.) También recomienda la creación de condiciones de desempeño realistas para los pequeños inversores que les dé un rendimiento sobre la tasa de ahorro sobre el capital, ya que se trata sobre todo de personas mayores a quienes cada vez les resulta más difícil cubrir sus necesidades; y no descender sobre la línea de la pobreza, lo cual es un factor más de desigualdad. En los últimos años la tasa de interés no ha sido suficiente para asegurar un rendimiento positivo para los ahorros debido a la inflación, dice Atkinson y muestra el ejemplo de su gobierno, el británico, que introdujo bonos de ahorro público para proteger el patrimonio de los pequeños inversionistas pero que ya se han eliminado.
A diferencia de Piketty que propone un impuesto mundial sobre el capital, Atkinson dice que globalmente hay que comenzar por tasar a las compañías multinacionales pero hace falta la cooperación internacional, la coordinación y la transparencia y aboga también por un sistema tributario global para los individuos, basado en el capital total.
Atkinson propone luchar contra el desempleo y sostiene que el Estado debe ser el garante del empleo en última instancia. “Es importante que los bancos centrales se ocupen del empleo, no sólo de la inflación. Por supuesto tenemos que salvar a los bancos, ¡pero también salvar a la gente! Y para ello, se requiere una garantía de empleo.”
Su consejo para actuar con eficacia tanto en el mercado laboral como en el del capital es en el sentido de atender la demanda y la cuestión de los salarios.
Se refirió a la “explosión de los altísimos salarios” que no sirven a los intereses de los accionistas en las empresas además de otros aspectos sociales, por supuesto. Podemos mencionar aquí los emolumentos desmesurados de los grandes patrones y de los cuadros dirigentes que al mes ganan neto 4,072 euros alcanzando dos veces más que el promedio de los salarios, 2.5 veces más que los empleados y 2.4 veces más que los obreros, y qué decir de los super salarios: Sólo cinco patrones de grandes empresas en Francia, se llevaron 55 millones de euros en 2014; y, a decir del propio Atkins, “los jefes de las grandes empresas en el Reino Unido han ganado en 22 horas ¡lo que el trabajador promedio gana en todo el año!”.
Atkinson dice que sus propuestas son aplicables no sólo en su país de origen, sino también en Francia. A mi me parece que para cualquier país, México incluido claro está, salarios con menos franjas de salvaje diferencia, sería lo más sano. 
Atkinson propone además, la introducción de un ingreso mínimo para los niños a nivel de toda Europa, lo que sería una inversión de la UE para el futuro, una contribución a la equidad entre generaciones y un medio para reducir la desigualdad entre hombres y mujeres (la renta básica se pagará a la madre de todos modos).
Respecto al progreso tecnológico en detrimento del empleo y de la mayoría de los ciudadanos, “Sir Tony”, como le llaman cariñosamente sus alumnos, dice apoyarse en las teorías de economía emergente para demostrar que el progreso técnico es el producto de las decisiones de las empresas y los gobiernos, y tienen consecuencias sobre la redistribución. No obstante, no es claro que dichas decisiones, en particular las multinacionales, tengan como fin la justicia social, añade.
Por otra parte, y aun cuando “no está de moda” la teoría de la intervención pública en la economía, Atkinson sostiene que puede ser eficaz siempre que haya límites al Estado ya que “por parte de los mercados también hay decisiones extraordinariamente ineficaces.” Se hace necesaria, por tanto, la intervención pública para la prestación de servicios. El economista enfatiza el hecho de que esto no concierne únicamente a los gobiernos; combatir la desigualdad concierne por igual a los ciudadanos, a los empleados, a los empleadores que todos somos, dice, aludiendo a una campaña llevada a cabo en el Reino Unido de manera individual pero colectivamente: “Un salario que permita vivir”.
“Ahora vemos que el empleo regular a tiempo completo tiende a ser sustituido por distintas formas de empleo atípico y algunas personas tienen una "cartera" de actividades. El mercado de trabajo del siglo XXI va a ser muy diferente al del siglo anterior, y es crucial pensar en la misión de las instituciones como el Consejo económico de desarrollo social y ambiental en Francia, y la participación en ella de los miembros de las organizaciones no gubernamentales, asociaciones de consumidores, etc., no sólo de los empleadores y trabajadores.”
Respecto a la acogida de su obra en el Reino Unido, Atkinson se mostró contento de que habían asistido mayoritariamente jóvenes a las varias presentaciones de su libro y conferencias sobre el mismo, y que le habían hecho muchas preguntas. “Y muchas personas me han dicho que no estaban conscientes de que podían hacer algo, de actuar. Esto corresponde a mi esperanza original: demostrar que hay cosas que no se discuten ni se inscriben en la agenda, pero que ya se han aplicado en el pasado o que podemos vislumbrar hacia el futuro”.
“Esto abre el debate público. Yo deseo dirigirme a mucha más gente, más allá de especialistas, teóricos y practicantes de la economía. Me dio mucho gusto y me sorprendió que un lector me dijera ¡que él había enviado 10 libros a sus amigos como regalo de Navidad!”.
La investigación de “Sir Tony” se ha enfocado en los siguientes temas:
Distribución del ingreso y la riqueza; La pobreza y el estado de bienestar; Agenda social europea; Economía pública mundial; economía del bienestar.
Actualmente su investigación se centra en lo siguiente:
Mayores ingresos en el largo plazo; Monitoreo social europeo; Los ingresos en las colonias británicas; Donaciones de caridad para el desarrollo.


Sir Anthony Barnes "Tony" Atkinson (nacido el 4 de septiembre de 1944), es un académico y economista británico que ha sido Senior Research Fellow del Nuffield College de Oxford desde 2005 y Centennial Profesor de la London School of Economics. Alumno de James Meade, Atkinson estableció prácticamente sin ayuda de nadie el campo moderno británico de estudios sobre la desigualdad y la pobreza. Ha trabajado en la desigualdad y la pobreza por más de cuatro décadas. Es co-autor junto con Joseph Stiglitz de “Lectures on public economics” (Conferencias sobre la economía pública) 


Las 15 propuestas de Atkinson

(Por Diego Castañeda -tomado de Horizontal-)

  1. Dirigir el cambio tecnológico
El Estado debe pensarse como inversionista en el progreso tecnológico. El Estado debe preocuparse particularmente por la dirección de ese cambio. Debe fomentar innovaciones que favorezcan la empleabilidad de los trabajadores. El cambio tecnológico tiene un paradigma redistributivo, ya que este resulta en fuentes de ingresos de capital. Como Atkinson mismo lo menciona, aludiendo a James Meade, esto es crucial porque “sí importa de quién son los robots”.
  1. Fortalecer el sindicalismo no cooptado
Se necesita un marco legal que permita a los sindicatos representar mejor a los trabajadores. Atkinson cita al abogado Shi-Ling Itsu: “El rol de la ley en distribuir la riqueza sigue siendo una caja negra”. El marco legal en la gran mayoría de nuestras sociedades tiene sesgos y es amistoso con la acumulación de capital y la concentración de poder. La organización de los trabajadores es un contrapeso que debemos fortalecer legalmente.
  1. Buscar esquemas para asegurar el empleo universal
El gobierno debe adoptar un objetivo explícito para prevenir y reducir el desempleo. Esta es una de sus propuestas más radicales: que el Estado se vuelva un empleador de última instancia, ofreciendo un empleo pagado al salario mínimo a todo aquel que lo solicite.
  1. Asegurar buenos salarios mínimos y limitar los salarios máximos
Establecer una política nacional de pagos, que consista en dos elementos clave: un salario mínimo estatutario valorado al estándar de vida y un código de prácticas sobre pagos por arriba del salario mínimo; estos dos elementos como parte de una conversación nacional y de la formación de un consejo económico y social.
  1. Incentivos subsidiados al ahorro
El gobierno deberá ofrecer una cuenta de ahorros, garantizando una tasa positiva de retorno. Esta es otra de las medidas innovadoras de Atkinson. Si las personas han de acumular capital, es necesario incentivar el ahorro, para que los usuarios incrementen su patrimonio.
  1. Herencia mínima universal
Debe existir una dotación de capital para todos. Atkinson propone que el Estado otorgue una “herencia mínima” a cada individuo cuando cumpla la mayoría de edad, con el fin de que inicie su vida adulta poseyendo algo de riqueza, siendo financiada por impuestos progresivos sobre la tenencia de la tierra. Un ejemplo de estos impuestos progresivos sobre la tenencia de la tierra es el impuesto predial.
  1. Inversión de capital público a largo plazo
La creación de una autoridad pública de inversiones. Una especie de fondo soberano que se dedique a buscar inversiones para acrecentar el acervo de riqueza del Estado con la finalidad de conseguir una mayor igualdad intergeneracional.
  1. ISR hasta del 65% en los percéntiles más altos
El retorno de la estructura progresiva de los impuestos: elevar la tasa marginal del impuesto al ingreso (ISR) hasta en un 65%, y favorecer los impuestos directos sobre los impuestos al consumo.
  1. Descuentos en impuestos si eres de bajos ingresos
La introducción de un descuento sobre el impuesto al ingreso para los ingresos más bajos. Esta idea es semejante a la propuesta de los economistas Milton Friedman y James Tobin, que consiste básicamente en otorgarle una transferencia neta a la primera franja de ingresos.
  1. Impuestos diferenciados a la herencia
Las herencias en vida deben ser sujetas a un gravamen de manera progresiva.
  1. Recalcular y reforzar el impuesto predial
Crear un nuevo sistema de impuestos sobre la propiedad, un impuesto que grave el valor real y esté bien diferenciado.
  1. Darle un salario a los niños
Subsidios que deben ser pagados a todos los niños al valor mínimo de subsistencia, pues son el futuro y esos años son cruciales.
  1. Creación de un ingreso básico o universal
Una transferencia a nivel nacional a todos los ciudadanos, aunque no trabajen.
  1. Pensionar a todo el mundo
Una cobertura universal de seguridad social para los adultos mayores.
  1. Cobrarle impuesto redistributivo a los países ricos
Que los países con mayores ingresos aporten el 1% de su PIB para el combate a la pobreza y la desigualdad en los países más pobres, creando un compromiso de cooperación internacional en la materia.