1/17/2011 01:49:00 p. m.

Haití: la ayuda de Cuba

Los médicos cubanos han salvado 250.000 vidas en doce años de trabajo en Haití y son la principal fuerza de asistencia al pueblo haitiano víctima de la mortífera epidemia de cólera.

l'Humanité. Translated samedi 1er janvier 2011, par J. A. Pina

La colaboración médica cubana en doce años de trabajo en Haití ha salvado la vida a 250.000 personas de esta nación, golpeada en 2010 por un potente terremoto y después por una epidemia de cólera.

Marcia Cobas, viceministra de Sanidad de Cuba, ha recordado que el trabajo internacionalista en el país vecino comenzó en 1998, que se ha mantenido incluso en los periodos del golpe de Estado, y que se ha intensificado con el seísmo del 12 de enero de 2010 y más recientemente con el desencadenamiento y desarrollo de la epidemia.

Según los datos presentados hoy en el programa de televisión Mesa redonda informativa, la funcionaria ha hecho público el hecho de que durante este periodo más de 3.500 colaboradores médicos han estado en Haití, y han realizado 16 millones de consultas.

Ha expresado el hecho de que a consecuencia del terremoto, se decidió un mayor esfuerzo llevado por Cuba de reconstrucción del sistema de salud en el país caribeño vecino con la contribución de las naciones de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), en especial Venezuela.

Estábamos implicados en este trabajo cuando estalló la epidemia de cólera, trabajando sobre el terreno 1.334 trabajadores sanitarios internacionalistas cubanos.

Ha subrayado que se han creado 24 hospitales de campaña, con la posibilidad de llegar pronto a 30, y 30 centros de reposo.

Este año ha estado marcado por un mayor número de acciones para reforzar el programa de salud, y la epidemia no ha impedido proseguir el trabajo, ha declarado la viceministra.

El cólera se detectó el 20 de octubre pasado en un hospital donde trabajaba personal cubano, y rápidamente comenzó a propagarse por todo el país hasta costar la vida de 2.707 personas, además se conocen 115 casos en la Republica Dominicana, que comparte la isla La Española con Haití, y 3 en los Estados Unidos.

Luis Struch, también viceministro de Sanidad, ha indicado que, desde el pasado terremoto, Cuba ha iniciado en esta nación actividades de vigilancia epidemiológica, y ello ha permitido conocer inmediatamente la existencia de la gravedad de la enfermedad bacteriana, de elevada toxicidad.

La viceministra ha precisado que la mayor acción de las islas de las Antillas contra la epidemia se dirige actualmente al salvamento de las personas en sus domicilios, por ello el personal sanitario visita lugares de difícil acceso, incluidos lugares montañosos y alejados de los centros urbanos.

En la sala, se encontraban tres médicos cubanos y un haitiano, que han recordado sus experiencias en la gestión de las consecuencias del terremoto y del cólera.

Juan Carrizo, rector de la Escuela Latino-americana de Medicina (ELAM), cuya sede principal se encuentra en La Habana, ha subrayado la presencia en este Haití empobrecido y damnificado de decenas de jóvenes médicos diplomados de este centro universitario.

Ramón Ripoll, viceministro de Comercio exterior y de ayuda al extranjero, igualmente presente, ha señalado que la ayuda solidaria con el pueblo haitiano de diferentes gobiernos, organizaciones no-gubernamentales, empresas y personas es canalizada mediante el contingente médico cubano.

Se trata de un reconocimiento hacia los médicos cubanos, y es un honor para nuestro país que las donaciones realizadas lleguen a aquellos para quienes son destinadas, a la nación caribeña, ha dicho.

Por ejemplo, ha recordado a Noruega, España, Australia y Namibia, entre las naciones de donde proceden las donaciones.

Por otra parte, ha declarado que todas las acciones de distribución y de utilización de estos dispositivos son establecidas de acuerdo con las autoridades haitianas.

Eso ha sido siempre así, realizando las coordinaciones necesarias, basándonos en la soberanía del país al que beneficia la ayuda, ha precisado.

0 comentarios: