11/06/2012 12:34:00 p. m.

¿Qué les espera a los estadounidenses si Romney es elegido?



 6 de Noviembre 2012 
Traducción y resumen por Hasardevi (Tomado de l'Humanité, diario francés de izquierda)


Romney está más a la derecha que Reagan; el giro a la derecha del partido republicano se encuentra en cada una de las líneas que forman las 62 páginas de la plataforma directamente inspirada en tesis de los "Tea Parties", la más derechista de la historia del G.O.P. (Grand Old Party -el gran viejo partido- como se le conoce) desde el advenimiento del New Deal de Roosvelt. Aquí se descifran las palabras clave del programa.
  • Reducción del gasto público
Lo cual no es una sorpresa: los republicanos proponen reducir la deuda y hacer votar los presupuestos "en equilibrio". La plataforma propone reducir drásticamente los gastos federales, pero sorprendentemente, no dan cifras. Por lo tanto se debe deducir que se trata del famoso "plan Ryan" que proponía, hace dos años, realizar 6000 millones "de ahorro" para los próximos 10 años.

  • Acabar con Medicare
No hace falta ir muy lejos para ver en donde se harán las "economías". Medicare (programa de protección social de más de 65 años), Medicaid (porgrama de protección social de los niños pobres y sus madres), creados en los años 60 y la "Social Security" (sistema público de jubilación que data de los años 30) representan cerca de la mitad del gasto público. El partido republicano propone elevar la edad para entrar a este programa y reemplazar la cobertura universal para los "seniors" (adultos mayores) por un sistema de "vales" utilizando compañías de seguros privadas. Eso se llama: privatización. 


 
  • Muerte lenta del impuesto progresivo sobre el ingreso
El capítulo de impuestos es una de las cosas que mejor ilustran la tendencia del partido republicano: "Los impuestos, por naturaleza, reducen la libertad del ciudadano". Romney ha dicho con firmeza: "Los impuestos son un obstáculo a la libertad". John Jay, padre fundador y primer presidente de la Suprema Corte, lo veía al revés: "es el precio de la libertad, de la paz, de nuestra propia seguridad y de la prosperidad".
"Rechazamos la utilización de los impuestos para redistribuir el ingreso", se sigue escribiendo en el texto de 62 páginas. Es decir, extender los recortes de impuestos (para los ricos); recuérdese que votaron a Bush en 2001 y 2003, para, entre otras cosas, acabar con el impuesto de sucesiones. Incluso se considera como parte de la reforma, la derogación de la Enmienda Decimosexta de la Constitución de 1913 que estableció el impuesto sobre la renta federal.

  • Guerra a los sindicatos
Bajo el nombre de "libertad sobre el lugar de trabajo", el partido republicano asume la guerra que ha declarado a las organizaciones sindicales. Como un homenaje a los gobernadores que intentaron aprobar una ley que limita los derechos de negociación colectiva de los sindicatos, el Partido Republicano anunció que atacará, una vez elegido, el proceso (muy complicado) a formar sindicatos en fábricas, oficinas y comercios.

  • Sociedad: la moral evangélica
Por primera vez, una plataforma del partido republicano propone prohibir, en nombre de "la santidad de la vida humana," el aborto en cualquier circunstancia, incluso en caso de violación o incesto. Sin embargo, la sentencia de la Suprema Corte, el caso de Roe vs. Wade, de 1973, considera al aborto como un derecho constitucional. Se programa también la prohibición del matrimonio gay: "que ataca los fundamentos de nuestra sociedad". 
Por otro lado, se autoriza sin límites la portación de armas. El programa republicano propone igualmente la "presentación pública de diez mandamientos". Así que, se espera con impaciencia un recordatorio público de un congreso republicano ante la Asociación Nacional del Rifle (NRA National Rifle Association) poderoso grupo que favorece a las armas de fuego, del sexto mandamiento: "No matarás, y punto".

  • Política extranjero: el regreso de los "neos-cons" (neo-comunistas)
Con la salida en desgracia de Geore W. Bush, se creía que los neo-conservadores  estarían condenados a vagar durante décadas. Y he aquí que su ideología resurge.  Inquebrantable apoyo a Israel, con Jerusalén como su capital. Críticas al intento de establecer de nuevo las relaciones con Rusia por la administración Obama. En términos generales, la derecha quiere seguir impartiendo lecciones de democracia a todo el mundo, culminando con esta perla sobre China: "La exposición de china a nuestro estilo de vida puede ser la mayor fuerza de cambio en su país". 

0 comentarios: