11/10/2016 10:40:00 a. m.

14 de Febrero

Han pasado uno cuantos días de la celebración del día de muertos, la mayor aportación de México al consumismo internacional, y faltan apenas dos semanas para la celebración del buen fin que en lejanos tiempos preneoliberales conmemoraba el inicio de las revoluciones de México y aquí estoy evadiendo los temas de actualidad y pensando en las próximas celebraciones de fin de año.

La sociedad consumista se encuentra en el ojo de un huracan y no bien la gente acaba de despojarse de sus eclécticos disfraces de jalogüin día de muertos y se tiene que enfrentar a los tempranos, muy tempranos, adornos navideños en los supermercados, centros comerciales y tiendas departamentales. Adornos navideños que dejan muy poco espacio a las banderitas revolucionarias transmutadas en anuncios de enormes descuentos en el sobreprecio.

Y no tiene nada que ver mi posición personal respecto a la navidad pero no puedo dejar de preguntarme : ¿ qué es lo que nos anuncian los adornos multicolores ? ¿ Quién se acuerda todavía del origen de las festividades ? ¿ Es la Navidad algo más que un motivo de fiesta consumista ? No lo sé, no tengo las respuestas.

Creo que para ser la primera vez que ocupo este espacio tan generosamente concedido es ya demasiado. Hasta la próxima, mientras tanto : ¡ feliz día del amor y la amistad !

PD: del trompas luego hablamos


0 comentarios: