9/01/2011 07:28:00 p. m.

Las crisis tienen su causa en las opciones políticas



"La gente sabe que si no hay un cambio de régimen no habrá salida a la crisis de bienestar:" @lopezobrador_

(Andrés M. López Obrador, presidente legítimo de México)

Por Hasardevi


Septiembre 2011


“El crecimiento cero de Francia no es fruto del azar sino la consecuencia de opciones políticas”

Eso dice un comunicado del Partido Comunista Francés ante el anuncio del Instituto Nacional de Estadística de Francia de un crecimiento nulo de la economía en el segundo trimestre del año y critica la actitud del ministro de Economía a quien se refiere como “especie de testigo de Jehová del crecimiento perdido” por seguir confiando en un crecimiento del 2% para 2011.


Resalta el hecho de que, tal como aquí en México el presidente legítimo López Obrador lo ha señalado, y el PCF lo dice con claridad también, que los “principales responsables del suicidio de la economía francesa están hoy en el gobierno”. “Esta situación se debe a ellos –acusa- , tiene su origen en todo el dinero público desviado hacia los bancos y el apoyo empedernido del gobierno a los derroches provocados por los mercados financieros, desviación combinada con un plan de austeridad elaborado minuciosamente a base de la RGPP (revisión general de políticas públicas), de la no reposición de un empleo proveniente de cada dos jubilaciones y de la constante presión a la baja del poder adquisitivo.” En suma: “El crecimiento cero de Francia no es fruto del azar sino la consecuencia de opciones políticas”.


Esto es lo mismo que ocurre en nuestro país: se privilegia a los grandes capitales, se les exime de impuestos, se castiga al pueblo en general, se atiende a las recomendaciones de las agencias financieras de apretar más el cinturón, con las consecuencias de todos conocidas, pero además, aunado a todo ello, se vive en un perpetuo estado de crisis de seguridad en materia de salud, de seguridad de los derechos humanos y en una palabra, de corrupción rampante.


En Francia, sigue apuntando el comunicado del PCF, se da otra vuelta de tuerca para satisfacer a las agencias de calificación para que se vote la “regla de oro” cueste lo que cueste, “pero las mismas causas producen los mismos efectos, no hace falta ser adivino para anunciar que la recesión está al final del camino si el Congreso toma esa decisión.” Y convoca a votar en contra de todo ello a la izquierda en su totalidad para evitar el “desplome” de la economía francesa.


En los E.U.A se da la misma tónica: sacrificar la microeconomía en aras de complacer a las agencias financieras (“calificadoras”) y ahí asoma ya una crisis tras la crisis que amenaza con lastimar nuestra de por sí debilitada economía en México.


La crisis mundial desde el 2008 con repercusiones drásticas en México, ya es considerada por algunos economistas como una “crisis civilizatoria” es la crisis del capitalismo que está manifestando todas sus contradicciones. Hoy se vive una triple crisis: productiva, ambiental y alimentaria. Esta crisis es una continuidad de la del 2008, pero no ha nacido en estos años, se ha venido agudizando en los años ochentas y se ha entrado en una espiral porque no se ha modificado el modelo económico. Así pues, los efectos del cambio climático no se logran combatir, por el contrario, se agudizan y por consiguiente la situación de la producción de alimentos no recibe la atención debida. Los granos se han vuelto elementos del capital que suben y bajan según la conveniencia de éste. Todo esto tiene que ver con el neoliberalismo que preconiza la desregulación estatal, el abrir la puerta a la especulación y privilegiar a los grandes capitales por encima de todo y de todos.


En Francia se alerta: La combinación de la caída del crecimiento mundial y de una exacerbación de la deuda explica la inestabilidad actual de los mercados financieros y aumenta los riesgos de un Desplome sobre los títulos de deuda pública en Europa y a los Estados Unidos.


Hay crecimiento 0 en Francia en el segundo trimestre y en otros países de Europa la cosa no va mejor: El crecimiento en España está próximo a cero, 0.2% en el segundo trimestre, 0.3% en Italia. La producción industrial está a la baja en toda la Unión Europea, incluso en Alemania. Sarkozy y Merckel son proclives a una reducción drástica del gasto público y una recesión de los derechos sociales por tanto. Las señales más fuertes de inversión de los ciclos de crecimiento hicieron su aparición en los Estados Unidos, Japón y en Rusia


Y la explicación al comienzo del viraje de esta situación en menos de dos años después de la recesión de 2009-2010, se dice, es resultado de medidas tomadas por los gobiernos de los grandes países capitalistas para enfrentar la crisis: se han centrado apoyar al sistema financiero y a los grupos principales sin establecerles condiciones como sería reformar su administración así como sus objetivos. Miles de millones de dólares, de euros, de yenes han sido Inyectados sin restricciones, así que la recuperación de rentabilidad que han obtenido habiendo sido favorecidos por las políticas de sus gobiernos, ha ido contra el empleo, los salarios, la inversión, los servicios públicos, lo que explica las dificultades actuales para el crecimiento y ha conducido a una inflación sin precedentes de las deudas públicas y sociales.


Crecimiento débil, endeudamiento público fuerte y grupos privados disponiendo de enorme liquidez pueden explicar el crac de la bolsa de las pasadas semanas así como también la especulación.


Todo esto repercute en economías débiles como la nuestra, porque los pregones triunfalistas del grupo en el poder en México, sólo puede ser creíble para ellos. Nuestra crisis también tiene una explicación: monopolios consentidos del gobierno corrupto que no pagan impuestos o pagan una mínima parte de lo que deberían; especulación financiera, y... más corrupción. Basta ver los mensajes en los que Andrés Manuel López Obrador va explicando el Proyecto Alternativo de Nación para comprender de manera muy didáctica, las razones de nuestra situación económica actual. Lo social lo trataremos en otro artículo.


En México, el abandono del sector en el campo, agravado en estos últimos 20 años, hace que la situación en el país se vea en peligro. Hoy importamos casi todo los granos que se consumen, hay graves problemas de nutrición. En este sentido, cómo podemos “competir” si tenemos una población ante todo desnutrida. Hay una combinación de factores climáticos y financieros, pero éstos últimos son los más determinantes por el alto grado de especulación, según lo dice la Mtra. Argelia Salinas Ontiveros del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM y expone que como se han utilizado para la producción de diesel tanto en los EUA como en México “los granos básicos han pasado a ser un instrumento de manipulación de precios por parte de los grandes inversionistas internacionales y cuando se prevé una caída del precio en los granos, ellos se dirigen a inversiones más rentables”. Se tendría que optar por políticas que no permitieran la especulación con los alimentos. Da como ejemplo de lo contrario: Argentina y Brasil que han llevado a cabo políticas de protección a sus sistemas alimentarios, cambiando así la situación en relación con los países más ricos. Es el caso de China también.


La soberanía alimentaria, depende de la soberanía nacional, nuestra soberanía se ha visto totalmente minada debido a que se ha venido entregando, especialmente a los E.U.A por parte de los gobiernos priístas y panistas desde hace al menos 25 años. La Constitución de 1917 ha quedado en el olvido por parte de estos gobiernos neoliberales. “Hoy en día, la mitad del país tiene posibilidad de comer y la otra mitad no”, afirma la maestra Argelia Salinas.


El capitalismo como modo de producción tiene crisis recurrentes por su naturaleza misma, pero también tiene crisis mucho más profundas: hoy vivimos esas crisis en su apogeo y de forma global.


Seguiremos viendo estallar movimientos alrededor del mundo como en Europa y medio Oriente, pero ¿qué ocurrirá cuando en los Estados Unidos de Norteamérica comience a aflorar la conciencia de que el “sueño americano” ha quedado en eso, un sueño y nada más? y, en México, ¿habrá por fin una gran rebelión social ante la inminente debacle política y económica y ante el evidente debilitamiento del país como Estado Nacional, como Estado de Derecho?


O, simplemente la degradación continuará y un pueblo deambulando entre las oscuras nubes de la desinformación y manipulación de los medios, la “servidumbre voluntaria” expresada por el joven abogado Étienne de la Boétie en el siglo XVI continuará afincándose y las rejas puestas al intelecto por el miedo ¿seguirán ahí?

0 comentarios: