5/28/2010 07:22:00 p. m.

Las universidades deben preparar a los

estudiantes para el futuro y no responder únicamente a las necesidades de las empresas

Introducción por Hasardevi


En el periódico francés l'humanité, aparece esta noticia con esta foto excelente que dice: "Manual de utilización de la sociedad de hiperconsumo". En eso se han convertido los cerebros, incluso, para el neoliberalismo; en México se desechan materias como filosofía de las preparatorias, o civismo de las secundarias... Se adecuan las carreras profesionales para que los egresados sirvan a intereses mercantilistas: eso es estar "a tono" con la época según mucha gente. No importa si se es un analfabeta funcional; lo importante es ser "útil" "productivo" en el sentido más utilitario de los términos, o más bien ¿explotable?

Hay universidades que se anuncian como forjadoras de líderes, nada más alejado de la realidad, sólo piezas en un sistema al que servirán. Mientras, a las universidades públicas se les reduce el presupuesto con objeto de cercar su influencia en la sociedad. El rector Narro Robles de la UNAM en México, lo ha dicho: el problema de la inseguridad y la crisis económica no se resuelve apretando más el cinturón a la educación y la cultura, es necesario invertir en la educación, la ciencia y la tecnología.

Los jóvenes deben ser, tal como lo dice la diputada europea en la noticia aquí posteada, plenamente preparados en las universidades las cuales deberán contribuir a "la emancipación de los individuos". Todo lo contrario se persigue con esas políticas de inserción en una odiosa competencia para la sobre-vivencia "del más fuerte".

Aquí la noticia:

El Parlamento Europeo ha adoptado una resolución dirigida a promover diversas formas de cooperación entre las universidades y las empresas so pretexto de “modernizar” las primeras y de permitirles responder a los nuevos desafíos del mercado.

La diputada europea, Marie Christine Vergiat ha declarado : “en el debate precedente, escasas intervenciones han recordado el papel de la universidad en materia de adquisición y de investigación de saberes y su contribución fundamental a la emancipación de los individuos. Sólo se plantearon las necesidades a corto plazo de las empresas, ignorando que la clave de la modernidad social y profesional pasa primero y ante todo por la adquisición de saberes fundamentales.

Esta resolución apoya el proceso de Bolonia contra el cual, en muchos países, una gran parte de la comunidad universitaria se rebela. Sí, hay que dar a los estudiantes las mejores armas para encontrar empleo y adaptarse a las evoluciones del mundo económico y social, pero no en detrimento de la independencia de las universidades. Pedimos una evaluación real de la puesta en marcha del proceso de Bolonia y un diálogo con el conjunto de partes afectadas comenzando por todos los sectores de la comunidad universitaria. Rechazamos abandonar las universidades a las únicas leyes del mercado porque solamente así preservaremos el futuro. La lógica del beneficio ya ha producido suficientes estragos”.

0 comentarios: