8/11/2011 04:13:00 p. m.

Atentado de Oslo. La extrema derecha intentará desviar sus responsabilidades




l'Humanité

Según Jean Yves Camus, politólogo, especialista en la extrema derecha, algunos de los fantasmas de Breivik corresponden a una “demanda política” y explican la subida del Partido del Progreso (FrP) en un país rico.

HD.- ¿Las ideas de Breivik corresponden a los discursos sostenidos por la extrema derecha ?

Jean Yves Camus.- Algunas fantasías que Breivik publicaba en internet son compartidas por mucha gente, más allá de la extrema derecha, que cree ver una realidad detrás del concepto totalmente fantasmal de “Euroarabia” : una Europa totalmente sometida políticamente, culturalmente, democráticamente, en una o dos décadas al islam. Desde el 11 de septiembre de 2001, más allá de la extrema derecha tradicional, los discursos virulentos, so pretexto de laicismo y de reforzamiento del consenso democrático apuntan al islam y a los musulmanes como enemigos de la civilización. Al igual que los islamistas radicales, el discurso de Breivik y sus congéneres es un discurso de guerra de civilizaciones.

HD.- ¿Cómo explica usted la popularidad de la derecha populista en Noruega, país que más bien no ha sido afectado por la crisis ?

J.Y.C.- Una parte de la población rechaza ver los cambios en la sociedad. Después, el FrP se sitúa fuera de lo políticamente correcto, muy fuerte en el país, unificando al Partido Laborista y a los partidos de derecha, especialmente sobre el multiculturalismo. Los únicos que han roto el pacto, son los cargos electos del FrP. Su porcentaje en las legislativas plantea a la derecha un problema mayor : establecer alianzas o no con esta formación, que, por ahora, parece un mal partido…

En el plano económico, Noruega consigue salir bien adelante. Es un país rico gracias al petróleo. El mar del Norte asegura reservas considerables para el porvenir de las generaciones futuras. Pero dos factores explican la subida del FrP. La sociedad noruega, abierta al exterior, se ha convertido, al menos en la capital, en una sociedad multicultural cuando hasta hace veinte años, era una sociedad profundamente homogénea. Además, la riqueza del país ha creado en una parte de la población el deseo de conservar para los noruegos “de origen”, según sus términos, los recursos financieros del petróleo. Ya que somos ricos, no compartamos con los otros…

HD.- ¿Cómo van a reaccionar estos partidos en Europa después de la matanza ?

J.Y.C.- Por lo que se oye a algunos comentaristas, la causa de que Breivik haya pasado a la acción se debe al multiculturalismo y a los tabús que le rodean. En suma, la razón de su paso a la acción es el multiculturalismo y la inmigración. En definitiva, si la sociedad noruega no fuera como es, se habría evitado el drama. Esto es aberrante, y aterrador. Pero es una manera, para una fracción de la derecha en toda Europa, de desviar las responsabilidades que podrían serle imputadas.

0 comentarios: