8/11/2011 02:41:00 p. m.

En Inglaterra: Cameron juega a la "Derecha Popular"



10 de Agosto, l'Humanité

Traducido por Hasardevi

Medios de comunicación y policía británicos multiplican los llamamientos a la denuncia. Los "ciudadanos" son invitados a dar los nombres de los revoltosos. Un principio nauseabundo que recuerdan a los vecinos vigilantes de Eric Ciotti.

Es una alarmante máquina de propaganda sin matices la que se ha generado en Inglaterra. Por un lado, hay buenos ciudadanos, y del otro, los malos revoltosos. Que no tienen problemas sociales, ni reivindicación alguna, que están sólo allí para destruir y saquear las tiendas. " Es la criminalidad pura y simple, debe enfrentarse y ser vencida " asegura Cameron. Saquear alimentos en un supermercado no es indicio de algún problema social, sino únicamente una voluntad pura y criminal de perjudicar. Su vice-primer ministro confirma: es la "violencia gratuita y el robo oportunista, ni más ni menos".


Lo peor, es la especie de unión sagrada partidista: el desempleo, la ausencia de perspectivas, el colapso del servicio público británico como el recorte de las ayudas sociales, no son mencionadas por los parlamentarios de la oposición.

¿Delación o vigilancia?

Allí dónde se alcanza lo obsceno, es con una imagen del Sun. El "periódico" publica una lista de fotos de individuos tomadas por cámaras de vigilancia que llaman a denunciar a "estos imbéciles", con un número de teléfono para llamar si se reconoce a alguien. Lo mismo sobre el sitio de la policía metropolitana, se publica una galería de retratos y los ciudadanos son invitados a dar información sobre los amotinadores buscados.

Y esto, una semana después de que Eric Ciotti (encargado de seguridad en Francia, diputado y secretario general de la Unión por el Movimiento Popular (centro-derecha). N. de T.) lanzó su nuevo capricho sobre la seguridad pública, los "vecinos vigilantes". El objetivo: constituir un verdadero hotline para delatar, con un habitante del barrio que es encargado de transmitir a la policía todo hecho sospechoso. Si un coche desconocido pasa varias veces por la calle, o se ve una pandilla de jóvenes pues forzosamente se sospecha, y descolgamos el teléfono. Principio brillantemente defendido el 4 de agosto en France Inter por el autor, con un lapsus inesperado, registrado por el sitio Reflejos: "la colaboración, las milicias, es un período muy sombrío de nuestra historia (…) No apelemos cada vez que no se está de acuerdo, a teorías que son de una época que desgraciadamente ya pasó y que todos combatimos"

Volviendo a la Seguridad Pública

Después de una noche de calma en Londres, Cameron se pavonea. Hay que decir que con 16000 policías que peinan la ciudad, es decir, un refuerzo de 10,000 hombres, los barrios populares están bajo custodia. Otras ciudades, como Manchester, estallaron... El caso es que estos refuerzos, hubo que ir a buscarlos en alguna parte. Desde hoy, cañones de agua están a la disposición de las fuerzas del orden, arma hasta ahora reservada para los irlandeses. Cerca de 800 personas han sido detenidas, y se han pronunciado algunas sentencias duras. Las condiciones de las interpelaciones son ya discutidas, juzgadas "a veces ciegas": no había que pasar por la calle en el mal momento, se dice.

0 comentarios: