6/10/2009 03:20:00 p. m.

El malestar europeo

l’Humanité 9 de junio 2009
Traducido por Hasardevi

Abstención record, Aumento de los conservadores, avance de la extrema derecha en muchos países…Estas elecciones europeas ilustran un desconcierto de los ciudadanos agudizado por la crisis, a quienes la izquierda no logra satisfacer.

Nicolas Sarkozy ha tenido a bien decir que su presidencia ha demostrado una « Europa útil" o una "Europa que protege » La abstención es a la alta a la escala de la Unión Europea (UE), dando prueba de una Europa que no es convincente. En 2004, la participación no era sino del 45.5%, este año apenas alcanzó un 43%, un record desde 1979. La Francia sigue, a este respecto, la tendencia europea. La abstención gana dos puntos y se eleva a 59.5%.

La social-democracia está a media asta

A pesar de una mayoría de gobiernos de la UE dirigidos por la derecha, los descontentos nacionales no fueron aprovechados por la social-democracia. “Es una noche triste para la social-democracia europea”, reconoció el domingo el jefe del grupo socialista saliente, el aleman Martin Schultz. Entre estos países donde los socialistas han tenido una tarde difícil, está Francia, en donde el partido conducido por Martine Aubry no recibió sino el 16.5% de los sufragios, seguido de cerca por los Verdes.

Afectados por los escándalos más allá de la mancha, los laboristas de Gordon Brown, obtuvieron 16% y fueron derrotados por los conservadores pero también por los nacionalistas del UKIP. En España, el partido del presidente en el gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, está a cuatro puntos de distancia de los conservadores. En Portugal, los socialistas de José Sócrates perdieron diez puntos y quedaron detrás de la derecha. Y en Alemania, en donde los social-democrátas fueron parte de la gran coalición de Angela Merkel, se registró su más bajo nivel desde después de la guerra. De cualquier modo, es de resaltar el progreso de PASOK en Grecia, un país que conoció de fuertes luchas sociales el año pasado.

Es como si la « ola azul » del 2004 continuara este año sumergiendo un poco más a la social-democracia. El partido socialista europeo (PSE) pierde así una cincuentena de escaños. Las sociales-democracias modelos de la “tercera vía” “troisième voie”(1) , experimentada desde los años noventas, han desaparecido. “La izquierda a sido también golpeada por la moda liberal de los años 200”, apunta Jean-Dominique Giuliani, de la Fundación Robert-Schuman. La social-democracia no presenta una solución para muchos electores aun cuando los fundamentos del liberalismo han sido tambaleados por la crisis. Tanto más, cuanto la derecha en el poder entonaba las sirenas del Intervencionismo de Estado en la economía a favor de la crisis, e incluso antes. Al punto que cuando Sarkozy dio un discurso en el Parlamento europeo en octubre del año pasado, Martin Schultz ironizó, estimando que el presidente francés hablaba “como un verdadero socialista europeo”. Prueba de la dificultad del centro-izquierda en encontrar un proyecto alternativo al de la derecha.

En este marco, la Izquierda Unida europea (IUE) integrada por los cinco diputados del Frente de la izquierda elegidos Domingo (6%) no consigue aprovechar el debilitamiento del centro-izquierda, en particular del hecho de la pérdida de 7 diputados italianos (véase abajo). La IUE pasa de 41 a 33 diputados.

El avance de los verdes franceses, que pasan de 6 a 14 puestos, explica en gran parte los ocho escaños adicionales que tendrán los ecologistas europeos en Estrasburgo. En ninguna parte, los verdes conocen un resultado así. Su grupo pasará a 51 miembros contra 43 que tenían antes.

La derecha al acecho

Con 267 escaños, el Partido popular europeo (PPE) seguirá siendo el primer grupo del nuevo Parlamento. La derecha se sitúa a la cabeza en muchos países (Gran Bretaña, República Checa, Polonia, etc.) es también el caso en Francia, donde el partido presidencial va a la cabeza con 27,9%. Pero es un resultado engañoso debido a la falta de reservas de votos. Otros conservadores en el Gobierno parecen reservarse el mismo destino. Si la CDU alemana de Angela Merkel sale primera, ella pierde el 7% con respecto al 2004. Silvio Berlusconi, que hace frente a las decepciones relativas a su vida privada, no obtuvo sino el 35%, lejos del 40% esperado y su coalición o obtuvo ya la mayoría absoluta que había conquistado cuando las legislativas nacionales hace un año.

En Italia, la Liga del Norte, formación populista separatista de derecha, registró un buen puntaje del 10% y se acerca al 20% en las dos circunscripciones electorales del norte de la Península. Este resultado está en concordancia con lo que ocurre en el seno de la derecha europea, que toma una evolución más nacionalista. Las fuerzas populistas obienen buenos resultados en Hungría, con el movimiento Jobbik: 14.8%. En Rumania, la extrema derecha obtuvo dos escaños. En Eslovaquia, donde gobierna con los socialistas, la extrema derecha obtuvo un escaño por primera vez. En Austria, las fuerzas de extrema derecha reciben cerca de un sufragio sobre cinco, y otra formación populista más moderada, la lista Martin, obtiene ella sola 17f%. Europa del Norte ve un brote de extrema derecha. El Partido del pueblo danés, pasa del 7 al 14%. En Finlandia, el Partido de los Verdaderos Finlandeses, pasa de 0.5% a 9.8%. En los Países Bajos, con 17% el partido de Geert Wilders se coloca en segundo lugar, atrás de los laboristas. Frente a tal abstención, y a la subida de los conservadores, Francis Wurtz, presidente saliente de la Izquierda Unida Europea (GUE), apelaba ayer en la tarde a “abrir el debate de fondo sobre el modelo económico y social europeo”. El único medio para reactivar Europa.
(1)

Organización fundada en 1985 de la fusión del Movimiento nacionalista revolucionario, con disidentes del Partido de las fuerzas nuevas. (N. de t.)

0 comentarios: