7/15/2010 03:32:00 p. m.

Honestidad

La estructura del Estado es secundaria, si se la compara con el espíritu de las relaciones humanas. Si existe integridad en los hombres, cualquier sistema honesto es aceptable; pero si existen rencores y egoísmos, hasta la democracia más avasalladora sería intolerable. Cuando el pueblo carece de justicia y de honestidad, esta falta se pone de manifiesto y aflora en cualquier sistema.

Aleksandr Solzhenitsyn

Gran expectativa causa que AMLO hable, que diga que participará como candidato a la presidencia de la República como si eso no fuera algo que ya se sabía o al menos, se intuía fuertemente.

El presidente legítimo lleva cuatro años en funciones recorriendo el país y formando una organización plural que él sabe, resultará en beneficio de las próximas elecciones así que no debería sorprender su decisión. Quizá lo que sorprendió es que lo hiciera ahora mismo, cuando al parecer nadie lo esperaba.

Y, de inmediato los ataques encarnizados se dejan sentir: los más terribles detractores del presidente pretenden hacerlo pasar por un corrupto, fíjense nada más... un deshonesto periodista si es que vale utilizar el título en este señor, dice que dijeron que AMLO tal y tal.

No voy a dignificar hablando de ello aquí porque de eso se encargan los despistados que magnifican todo chisme que se dice sobre López Obrador, en lugar de ignorarlo como merece y simplemente desmentir con argumentos. Lo verdaderamente grave, es que de las filas que están alrededor de AMLO, vengan los más fuertes cuestionamientos. No ha habido una sola vez que en base a simples rumores, no se lancen con desesperación contra el presidente legítimo exigiéndole cuentas y pidiendo “aclare” las cosas. Me pregunto si esa desconfianza a las primeras de cambio se justifica. Mi respuesta inmediata es desde luego que no. AMLO ha dado sobradas pruebas de su lealtad a este movimiento y al pueblo que se organiza junto con él. ¿Por qué entonces hacer el juego a los medios mentirosos y realizar el trabajo sucio de los adversarios políticos? Ah, es un enigma que sólo puedo resolver penetrando en lo más profundo de la psique humana; en sus inseguridades y atavismos, en su dependencia del otro, porque, lo que no parecen admitir es que mientras dicen que no se depende de él y que la gente se organiza con o sin él y que tienen derecho de cuestionarle... lo que están gritando es ¡por qué me defraudas! ¡esperaba de ti perfección! ¡a quién voy, entonces a pedir cuentas! ¿a mi? ah eso no. Es no admitir la propia responsabilidad y cegarse ante los hechos de la vida real. Pero también en la ignorancia que existe sobre todo acerca de la cultura política y sí, también, en las aviesas intenciones de los que nunca faltan en todo movimiento en donde se olfatee un poquito de fama y poder.

El viejo lobo de mar de los medios, ese maestro en que se ha convertido el Sr. Jorge Saldaña, definió muy claramente las cosas cuando se refirió a AMLO como alguien más “folklórico”, quizá quiso decir, más auténtico, más del pueblo, y cuando dijo “él es de tomar pozos”, no es un teórico y aquí define magníficamente al hombre de acción que es Andrés Manuel, el hombre que no titubea cuando hay que llevar a cabo una acción en el momento preciso, sin temer las represalias, sin pensar “cómo se verá” políticamente hablando... pero, hay que destacarlo: casi siempre ha tenido razón en las decisiones políticas que ha ejercido, no es perfecto, por supuesto, pero ha demostrado cabalmente que es un hombre honesto, de convicción y voluntad férrea que trabaja con y por el pueblo, si eso no ha sido suficiente para que no le salten a la yugular, “sus seguidores” cada que a alguien se le pega la gana calumniarlo, bueno, es una pena. Las consecuencias de ello se verán cuando él, estando ya en funciones al frente de la presidencia constitucional de la República, tenga que sufrir los embates desde sus propios “seguidores”, desde dentro de sus filas... Qué lástima. Sin pretender comparar pero sí vale la comparación finalmente porque es la primera vez que un afro-americano llega al poder máximo en los EEUU, así como Obama ha sufrido los mayores ataques de los "demócratas", ¿eso espera a López Obrador?

Y respecto al necio que lo calumnió, claro que merece ser demandado, pero aquí la que debe hacerlo es la Sra. Garavito ya que a ella atribuye la mentira el cobarde de marras. AMLO no debe ni puede perder tiempo, dignificando además, a quien no merece ser leído, mucho menos comentado por seguidores de AMLO. Pero, cada quien emplea su tiempo como prefiere. Si es atendiendo a chismes o cultivando la teoría política para poder coadyuvar seriamente a una organización que ya está avanzando, es cosa de cada uno, de conciencia...

Anónimo dijo...

Es cierto es en estos momentos cuando se descubren los advenedizos y oportunistas incluso dentro de este movimiento.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cierto es en estos momentos cuando se descubren los advenedizos y oportunistas incluso dentro de este movimiento.