9/25/2010 03:04:00 p. m.

La “fiesta del chivo” expiatorio del PAN

No estoy de acuerdo con que la UNAM le haya otorgado el doctorado honoris causa a Mario Vargas Llosa. No lo estuve cuando me enteré y mucho menos ahora que confirmo su postura entreguista neoliberal en una entrevista con La Jornada. Tal vez habrá quien diga que "esto es una muestra de pluralidad en la UNAM", pero aún así no lo acepto.

En mi opinión, Vargas Llosa nacido en Perú pero naturalizado español y quién incluso, afortunadamente fracasó en su intento de ser presidente del Perú, no tiene autoridad moral para opinar de la situación social y política de los países latinoamericanos, y mucho menos de sus gobiernos y estando en México de visita.

Con sus declaraciones contra el PRI no sólo promueve la permanencia del PAN en Los Pinos, lo hace también diciendo que “Hay un cambio muy grande, porque hoy México es una sociedad abierta donde el derecho de crítica se ejerce de manera muy visible, pero todavía quedan esas intolerancias que las dictaduras suelen producir y que crispan mucho el debate político”.

Se atreve incluso a criticar Noam Chomsky y hasta lo llama "marxista romántico de América”.

Habla de “dictaduras en Cuba y Venezuela”, afirma, y como suelen hacerlo los opinadores de la telecracia con el clásico “qué hacemos nosotros” nos pasa la factura de los daños del neoliberalismo afirmando que “En América Latina nos ha hecho muchísimo daño tratar de exonerarnos a nosotros mismos de toda forma de responsabilidad con nuestro fracaso económico y político".

El colmo de su sumisión al imperio y como si fueran cosas del pasado anuncia la publicación de un libro “que describirá todas las atrocidades que se cometían a fines del siglo XIX en las comunidades indígenas que trabajaban en la producción del caucho en el Congo y la Amazonia”.

En fin, más de lo que yo pueda escribir aquí, están sus declaraciones en La Jornada.

YoConAMLO

0 comentarios: