10/27/2011 03:06:00 p. m.

"¡Estamos hartos de la austeridad!"

La situación nacional y mundial es de hartazgo de las medidas de austeridad para el pueblo, desde las clases medias hasta las más pobres, mientras se mima a los grandes capitales especulativos, a los bancos y a los más ricos. Lo mismo ocurre en México que en todas partes del mundo. AMLO en México, ha propuesto precisamente acabar con los privilegios fiscales.

Aquí lo dicho por el secretario general de la CGT (Confederación General del Trabajo, en Francia), Bernard Thibault, quien participó en una manifestación en Marsella en donde demanda al gobierno "cambiar de óptica" y "poner fin a la austeridad de la que estamos hartos".

traducido por Hasardevi

"Lejos de sacarnos de la crisis económica, esta austeridad salarial, esta precariedad social nos van a encerrar en la recesión y todo el mundo va a perder", estimó el sindicalista, a la cabeza del contingente marsellés que reunió a unas 30,000 personas según los organizadores. "Tomemos otras medidas: es posible por ejemplo, hacer ahorros del dinero público que hoy se entrega a las empresas sin que la situación de los empleos y los salarios se modifique", añadió.

Explicó que se eligió Marsella -entre las 200 manifestaciones previstas para ese día a nivel nacional- porque se trata de una ciudad "combativa, en donde los retos son totalmente emblemáticos, tanto en el nivel de precariedad como de la batalla por la salvaguarda de las herramientas industriales en nuestro país". Recordó también que en Francia, "se están produciendo cierres de fábricas, ya hay urgencia social, el poder de compra a la baja..." remató.

Al describir las propuestas de la CGT para devolver el dinero a las cajas, Bernard Thibault recordó que el fraude fiscal se "evalúa hoy entre 45 y 50 mil millones de euros por año". Por qué no "reforzar la plantilla para el control fiscal, en particular para los impuestos que deben pagar las sociedades", propuso. Cuestionar las ayudas fiscales, las ayudas públicas, las exenciones de las cotizaciones que se pagan a las empresas, 186 millones de horas extraordinarias efectuadas por los empleados que dan lugar a ayudas financieras de parte del Estado, ¡he aquí una fuente de ahorros!". "Revisar la fiscalización a los más ricos, esta es una fuente de ingresos fiscales adicionales", concluyó.

Los empleados de las federaciones mutualistas, representados también en la manifestación, dijeron rechazar "pagar otra vez las consecuencias de la crisis".

0 comentarios: