10/07/2011 10:48:00 p. m.

El asalto de la ultraderecha panista al poder: baño de sangre para México...



El Asalto


Por Luis Javier Garrido

(Introducción por Hasardevi)

Rick Perry, gobernador texano aspirante a la presidencia en 2012 por el partido republicano, amenaza con enviar tropas a México para "combatir al crimen organizado" y no hay quien le responda nada, apenas una declaracioncita nada más por no dejar, de Sarukhan; así de sinvergüenza es ya todo el aparato espurio en el poder que debemos soportar.

El periodista Epigmenio Ibarra declarae que se une a la demanda ante la corte internacional de los derechos humanos en contra de Calderón y lo hace responsable de la debacle del país. Nada ha sido suficiente para librarnos de la usurpación y la consecuente decadencia que vive México y la gente parece no darse cuenta el peligro que todo ello entraña. Las agresiones al Estado laico y de Derecho que denuncia Diego Valadés y que reitera en una magnífica exposición la Dra. Patricia Galeana, se hacen cada vez más burdas.

En este artículo el excelente jurista Luis Javier Garrido advierte sobre los peligros a los que el gobierno entreguista de ese hombre indigno que es Calderón junto con sus secuaces, expone al pueblo de México. Lo dice contundente y es así: "La guerra 'contra el narco', no es sino una guerra sucia contra México y los mexicanos" por parte del gobierno espurio de Felipe Calderón.

Resumen:

El gobierno calderonista se está lanzando a una nueva escalada de violencia con vistas a crear mejores condiciones para que prosiga la toma de control de Washington del territorio nacional –esta vez en las costas–, y extremar un clima de amedrentamiento en 2012, (...) La introducción masiva de miles de armas estadunidenses destinadas a paramilitares, grupos criminales y narcos,como vía para extremar la violencia en nuestro país, acelerar la descomposición social y justificar la injerencia de Washington fue pactada en 2006 por Calderón con el gobierno de Bush, pretendiendo mantener está información en la oscuridad. (...) ¿Dónde se encuentran entonces los límites del Estado? ¿Y los del crimen organizado? ¿No son en el modelo panista Estado y crimen organizadolas dos caras de una misma moneda? De ahí la vergonzosa aclaración del embajador Arturo Sarukhán, que en vez de refutar con patriotismo tamaño despropósito (lo que dijo Perry de que de llegar a la casa blanca enviaría tropas a México) se limitó a decir que esa medida no estaba sobre la mesa, es decir que aún no la han discutido. En Veracruz desembarcaron en 1847 las tropas de Winfield Scott para marchar hacia la capital, en 1914 otro desembarco de los marines en el puerto buscó frenar los cambios revolucionarios, y ahora ahí se le abre la vía a Washington para controlar las costas mexicanas. La selección de Veracruz no ha sido por consiguiente un azar, pues responde al esquema implícito en la Iniciativa Mérida, que recordaba el general McCaffrey. El asalto de la ultraderecha panista al poder en México ha significado un baño de sangre para México y la entrega del país a Estados Unidos, todo ello en nombre de la sinrazón del capitalismo neoliberal, por lo que el clamor de ¡Ya basta! ha de ir sostenido cada vez más por una movilización sin precedentes.

Leer artículo completo en:



0 comentarios: