11/26/2011 01:41:00 p. m.

Mal presagio el fallo inconstitucional que emitió la Suprema Corte

.
.Por Hasardevi

"El carácter político y no jurídico de esta decisión está contribuyendo a derruir el incipiente estado de derecho en el país, que muchos buscan en vano levantar mientras desde el poder se le dinamita, y por todo ello la responsabilidad histórica de los ministros es muy grave."

"El fallo de la SCJN contra La Jornada no lo es por tanto sólo contra un diario y contra el derecho de los lectores a estar informados, sino contra el pueblo mexicano, cuyas garantías fundamentales le están siendo suprimidas por el poder de los grupos oligárquicos, por lo que el clamor de ¡Ya basta! va hoy no sólo contra el gobierno antinacional y entreguista sino contra esa Suprema Corte cuyos ministros indignos parecen empeñados en colaborar con él destruyendo la Constitución de 1917 y su legado histórico." Luis Javier Garrido, La Jornada 25 de Noviembre 2011

El fallo, fue fallido me parece. Pero lo dicen juristas de prestigio y por trayectoria conocida como el propio Magistrado Mayagoitia; Luis Javier Garrido, hombre de una pieza y maestro de Derecho de la UNAM, entre otros. Mayagoitia “sostuvo que la columna Cómplices del terror que impugnó por vía legal La Jornada sí ataca el derecho al honor o a la reputación de este diario, pues con el solo título, el mensaje que se da es que dicho periódico es corresponsable de terrorismo, por más que el texto de la columna no se ajuste al tipo penal.”

Garrido dice que dicho fallo “quebranta seriamente el orden constitucional de la República y contribuye a llevar al país a un escenario incierto en donde se pretende impere la ley de la selva, como lo quieren las fuerzas conservadoras del país.”

Vayamos al punto central: La Jornada como un diario que da expresión a las más diversas manifestaciones, que está conformado por una especie de cooperativa, accionistas, y que se ha distinguido por su veracidad y objetividad dando cobertura a los temas de interés para la nación, es una publicación que molesta a muchos. Seguramente no recibe pagos para hablar bien de nadie u omitir información que incomode al poderoso...

Este dictamen deja la puerta abierta para que se calumnie no sólo a otros medios de comunicación veraces, ya hemos visto que Proceso y Contralínea también han tenido problemas de ataques, el periodista Badillo daba fe de ello en su intervención en el círculo de estudios Coapa la semana pasada; sino también a que se calumnie a periodistas y a cualquier ciudadano candidato a lo que sea ... entiéndase bien: hay que blindarse con las "instituciones" para poder realizar el embate mayor ahora que se aproxima el 2012 con un aspirante o precandidato o como el IFE se le ocurra llamarle, fortalecido y un amplio apoyo en diversos sectores de la población que es AMLO.


Como ciudadanos agraviados con un descomunal fraude, con unos medios que se han encargado de violentar la paz entre los mexicanos poniendo a unos contra otros y faltando al respeto una y otra vez al pueblo de México, no podemos permitir este embate a un diario serio, congruente, defensor de la libertad de expresión sí, pero que no calumnia a otras publicaciones y que es voz, hoy por hoy de muchas de las inquietudes de los ciudadanos que indignados con lo que ocurre, víctimas de los abusos de poder de una república quebrantada, encuentran eco en ese periódico.

Como certeramente expresó Porfirio Muñoz Ledo: “es una decisión ideológica en contra de La Jornada. Un castigo de la derecha a La Jornada por ser un periódico independiente, crítico, en resumen, de izquierda, contra el que la Corte avala una guerra sucia que busca desacreditarlo”(...) a lo que se enfrenta el periódico es a una nueva versión jurisdiccional de la campaña sucia de 2006. Ahora, en esa visión de la derecha, La Jornada es un peligro para México porque, en esa lógica perversa, son socios de uno de los peligros para México”.


Reflexiono en que si AMLO se hubiera dedicado a demandar por calumnia a todos los medios y politiquillos como el servil y nefasto Doring, el corrupto traficante de influencias Fernández de Ceballos, Fox, Calderón, etc., etc., no le hubiera alcanzado ni el tiempo ni el dinero aunque la ley esté de su parte, pero ya vemos que de todos modos, no hubiera logrado absolutamente nada en este país en donde la impunidad es avalada por el máximo tribunal. ¿Qué confianza, o siquiera credibilidad puede inspirar esta “institución” a nosotros ciudadanos comunes?


Más grave resulta todo este asunto si tomamos en cuenta que en los días que corren dos candidatos a la presidencia de los EUA están debatiendo el tema del “terrorismo” en México, la peor palabra que pueda mentarse en ese país. Esto nos hace ver un hilo perverso en el fallo de la Corte que evidentemente fue “sugerido” desde las más altas esferas del poder como se dice para referirse al gobierno federal y quien usurpa la silla presidencial. Esto se hace más evidente cuando uno de los ministros a pesar de oponerse al dictamen lo votó a favor (¡?). Cierro este artículo recordando la Rayuela de La Jornada en que publica lo que Jorge Carpizo, ex rector de la UNAM, versado constitucionalista, explica respecto a la libertad de expresión que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos consagra:

RAYUELA

“La libertad de expresión no es derecho a mentir.

La libertad de expresión no es sinónimo de difamación y calumnia.

La libertad de expresión no es derecho a desdibujar, alterar o maquillar la realidad.

La libertad de expresión no es derecho a confundir a la audiencia.

La libertad de expresión no es el avasallamiento de los otros derechos humanos.

La libertad de expresión no es sustitución de los tribunales.

La libertad de expresión no es el derecho a crear nuevas inquisiciones.”

Jorge Carpizo,

Temas constitucionales.

0 comentarios: