11/25/2011 01:58:00 p. m.

Ocupar la Agenda, Ocupar el Futuro, Ocupar La Vida

.

Por Hasardevi
Desde el Cielo de México, foto de Hasardevi

El periodista David Brooks se plantea si Ocupa Wall Street tiene futuro, si podrá sobrevivir al “asalto de las autoridades” o su denuncia se desvanecerá conforme se incrementa el ciclo electoral hacia el 2012.


Pero, dice, lo que no está en duda es que el movimiento ha transformado el panorama político y social e incluso el debate político oficial y de oposición. Tanto que, la revista Time los postula en términos de “su otro nombre” el 99%, como candidato a “Persona del Año”.

Esto porque "ya han tenido éxito al cambiar el debate nacional de un enfoque sobre la deuda a uno sobre la desigualdad económica", la desigualdad de oportunidades y un sistema que “ha dejado a demasiada gente sin voz”. Brooks hace alusión a los indignados en los EUA. Están yendo, entonces, a la raíz del problema, a lo que en realidad hay que atacar, el sistema, el estatus quo que mantiene al 99 % del mundo en la indefensión; combatir la antidemocracia de las agencias financieras calificadoras, atacar los grandes males que tienen su origen en la codicia y falta de solidaridad con el género humano y con el mundo, en general.


Es ese movimiento, a decir de Brooks, uno “horizontal, sin líderes, y sin gurús, que decide todo de manera autónoma y por medio del consenso de los participantes”. Y añade lo que ellos mismos dijeron cuando fueron desocupados en WS: “este movimiento es más que una protesta, más que una ocupación…. El ‘nosotros’ en este movimiento es mucho más amplio que los que pueden participar físicamente en una ocupación… es de todos los que realizan alguna acción para involucrarse en este proceso cívico. Este momento es nada menos que Estados Unidos redescubriendo la fuerza que tenemos cuando nos unimos como ciudadanos para abordar las crisis que afectan a todos. Tal movimiento no puede ser desalojado”.


Los OWS aluden a la austeridad que se ha impuesto al 99%, las reducciones de empleo, la desigualdad y un sistema económico descompuesto. ¿No son éstos, los mismos flagelos que aquejan a México y para el caso, al resto del mundo?


Algunas reflexiones vienen a mi mente cuando leo a Brooks puesto que en México vivimos una situación extrema cuando un grupo de ciudadanos con o sin partido, defendió mediante una "ocupación" de las calles de México, el derecho a la seguridad jurídica, el derecho a la información, el derecho al voto, entre muchos otros derechos humanos garantizados en la constitución política mexicana y también en la Carta de los Derechos Humanos de la ONU.


Al parecer, no fuimos "ni vistos ni oídos". A menos que fuera para la burla, el denuesto, la calumnia de los medios masivos, de las "autoridades" en turno y de parte de ese 99% adormilado y furioso contra sus iguales por gracia de la manipulación mediática.


Ahora, la disyuntiva para los OWS, y para los Indignados del mundo, es desvanecerse o seguir... organizarse mejor, establecer objetivos y no cejar en el intento de modificar de manera profunda y absoluta todo este sistema en que un 1% oprime al resto del mundo. En que la injusticia y la falta de valores éticos ha sentado sus reales en una forma en que la gente se siente movida a burla cuando alguien habla de amor o de una “república amorosa”, al menos en México.


Para los observadores, dice Brooks, el movimiento no se reduce a plantones, los manifestantes no ocuparon parques en EU sino la agenda nacional, planteando la desigualdad económica en la conciencia nacional, y eso no hay alcalde o fuerza policial que pueda expulsar, según el columnista del New York Times, Nicholas Kristof, cita Brooks.


Así, Kristof dice que espera que el movimiento se transforme en “Ocupa la Agenda” y Brooks que “se ocupe el futuro”, al citar el editorial del Occupied Wall Street Journal: “El 1% apenas está entendiendo que la razón por la cual Ocupa Wall Street no está formulando demandas es porque no estamos hablando con ellos. El 99% hablamos y nos escuchamos entre nosotros... estamos re-imaginando el mundo en el cual queremos vivir”. “Que eso sea enfrentado con violencia por las autoridades, comprueba que es una amenaza para las cúpulas.” “Esto es el principio del principio” dicen las pancartas.


“Hablamos entre nosotros”, me gusta esa frase y lo que involucra porque me recuerda lo mismo que se vive en MORENA. La gente está hablando entre ella en MORENA, debemos hablar más entre nosotros, convocarnos, comunicarnos y arropar las inquietudes que nos mueven por una vida digna; hacer un esfuerzo por persuadir a otros que también forman parte del 99% y no están tomando acción alguna, que sí es posible la transformación del estado de cosas que prevalece hoy, que "sólo el pueblo puede salvar al pueblo" no es una frasecita hecha para hacer demagogia por parte de AMLO, sino el señalamiento de una verdad muy profunda: uno tiene en sus manos el cambio de uno mismo, y al cambiar uno mismo es posible influenciar el entorno de una manera inimaginable; uno es responsable de sí mismo y "su circunstancia" como lo dijo Ortega y Gasset y parafraseando, si no salvamos nosotros mismos nuestra circunstancia, tampoco nos salvamos. Esta frase profunda que concilia la razón con la realidad vital, al yo con su entorno, es una aproximación de Ortega y Gasset al Budismo que milenariamente ha reconocido la inseparabilidad de lo "espiritual y lo material", del sujeto y su medio ambiente y de la influencia mutua entre ambos.


A este respecto añado que no es gratuito, por ejemplo, que en México un sistema decadente haya ido modificando los planes educativos para tener al mexicano postrado en la inanición cultural. El desprecio por el "Civismo" y la Filosofía se hizo patente cuando este gobierno espurio ha comenzado a depredar también en esa dirección para evitar así que un pensamiento fino pueda elevar el espíritu del pueblo y hacerlo más fácilmente manipulable. Estoy convencida de ello.


Hoy, por todo lo anteriormente apuntado, se trata de que transformemos al país para bien de todos, de los más débiles primero porque sí, es justo por un principio ético, que los más pobres tengan acceso a lo que parte de ese 99% tenemos. Los objetivos de MORENA a mi entender, van precisamente al corazón del asunto: revertir el estado de putrefacción en que ha entrado ya desde hace tiempo el sistema autoritario que sirve a os intereses financieros del 1%.


Lo vamos a decir y seguir diciendo de una y mil formas si es preciso hasta que se comprenda, hasta que esta verdad brille y la gente se una a esta transformación con entusiasmo, con valor.

El 99% en el mundo también, deberá de una vez por todas ser "protagonista" y Ocupar La Vida ¡Ahora!

0 comentarios: