11/01/2011 11:13:00 p. m.

No, los paraísos fiscales no han terminado


Traducido por Hasardevi de l'Humanité

Nicolas Sarkozy decretó su muerte, pero ¡algo rápido! según CCFD-Terre Solidaire (Tierra solidaria, comité católico contra el hambre) la evasión fiscal de las multinacionales hacia Suiza, Mónaco y otros lugares como las Islas Caimán, se calcula en 125 mil millones de euros. Y el G20, mientras tanto, mira para otro lado...

Es con toda legalidad que el grupo Unilever, propietario de la fábrica Fralib en Gémenos (Bouches-du-Rhône) ocupada por empleados que se oponen a que sea cerrada, ha logrado que unos sesenta millones de euros escapen cada año del fisco francés. Sin embargo, a finales del 2009, Francia se cubrió de una serie de leyes dirigidas a luchar contra la evasión fiscal de las empresas implantadas sobre su territorio hacia los paraísos fiscales.

un centre de profits, reléguant son usine de production d’infusions Lipton et Por otro lado, en septiembre del mismo año, en vísperas de la cumbre del G20 en Pittsburgh, Nicolas Sarkozy decretaba: "Los paraísos fiscales y el secreto bancario ¡se acabaron! De hecho, la lista francesa de estos "hoyos negros de las finanzas internacionales" no consta, en 2011, sino de una quincena de comarcas exóticas, la mayor parte de islas perdidas a mitad del Pacífico. En consecuencia, para el ministerio francés del Presupuesto, ninguno de los Estados de la Unión Europea es un paraíso fiscal. No más que los países que firmaron con Francia un tratado de intercambio de información. Entre éstos últimos, Suiza, en donde cerca de Zurich, Unilever implantó su filial USCC, un centro de beneficios, relegando su planta de producción de infusión Lipton y Elefante al rango de simple formalidad, de ahí su evasión del fisco francés.

Para ser justos con el no-cívico Fralib-Unilever, hay que subrayar, que según CCFD-Tierra solidaria que hizo el censo en diciembre de 2010, que 4,359 filiales de los 10 más grandes grupos franceses (1) evaden también esta nueva ley por la misma razón apuntada arriba. Ley que quiere, entre otras cosas, que los beneficios de las filiales existentes en paraísos fiscales no sean revertidos más a las casas matrices en franquicia de impuestos sino en lo sucesivo tasados a 50%. Una sola empresa, el año pasado, ha sido "sujetada con alfileres" por el ministerio del Presupuesto, una filial de Telecom Francia instalada en República dominicana.

41 países "propician el blanqueo de dinero"

Globalmente, la evasión fiscal de las multinacionales en los opacos blanqueamientos de Luxemburgo, de Guatemala o de las Filipinas, representarían cada año 125 mil millones de euros, o sea cuatro veces el monto estimado necesario para erradicar el hambre en el mundo. Sin contar, por supuesto, la falta de ganancia en ciertos países donde los planes de austeridad llueven sobre la población.

A esta fuga de impuestos en los países llamados ricos, se agrega el dinero del crimen organizado y de la corrupción que escapa en gran parte de los pueblos del país del Sur y donde el monto estimado por el CCFD-Tierra solidaria es unos 800 mil millones de euros. Las sumas colosales recicladas, según el grupo de acción financiera intergubernamental "siguen siendo proclives al blanqueamiento de dinero" o sobre uno de los 54 territorios censados por la organización Tax Justice Network (red de ONG y de investigadores internacionales) que "mantienen un fuerte grado de opacidad". Entre éstos, en el viejo continente, se encuentra Andorra, Austria, Gibraltar, Jersey, Lichtenstein, Luxemburgo, Mónaco, San Marin y Suiza.

Los altermundialistas quieren creer

Esta problemática de los paraísos fiscales y de la corrupción, que, a semejanza de la tasa Tobin (*) anteriormente, parece a priori marginada, ¿se aborda en Cannes por la Presidencia francesa? Los altermundialistas que se manifiestan en la frontera Francia-Mónaco quieren creerlo, enarbolando la ley norteamericana de julio de 2010 (Dodd Franck Act) que obliga a las empresas mineras y petroleras que cotizan en bolsa a declarar las sumas pagadas a los gobiernos autorizando sus actividades de extracción. Para esta primera puesta en marcha de informes por países (2), se habría necesitado diez años de lucha en los Estados Unidos sobre el tema: "Multinacionales ¡hagan público lo que pagan!".

(*) La tasa Tobin consiste en la imposición de un impuesto a cada una de las transacciones financieras que atraviesan las fronteras nacionales. (N. de T.)

(1) Peugeot, Carrefour, Saint Gobain, France Télécom, Sociedad General, Crédito agrícola, BNP Paribas, EDF, GDF Suez, Axa: los datos sobre el total "no son disponibles".

(2) Se trata, como lo demandan los altermundialistas, de obligar a las multinacionales a publicar en sus reportes de actividades toda la información que permita saber si el impuesto pagado corresponde debidamente a la actividad en cada país donde se encuentra una filial.

    0 comentarios: