2/21/2011 03:33:00 p. m.

El Presidente legítimo se deslinda del PRD


Por Hasardevi
21 de Febrero 2011


El PRD necesita a López Obrador, él no, porque él tiene de su lado lo único que estos sinvergüenzas no pueden negociar: la confianza de la gente.

Andrés Manuel López Obrador pide licencia al PRD. Vale la pena aclarar aunque sea evidente, que es eso: una licencia todavía, aún no es una separación definitiva. Y también vale la pena recordar que ha habido conatos de aplicar una expulsión por parte de directivos de ese partido al hoy por hoy único líder de oposición que encabeza un gran movimiento ciudadano por la transformación del país.

Mucha gente se preguntaba por qué no se separaba del PRD del cual él también es fundador, dejando de lado el hecho de que en todo caso han existido en ese partido voces disidentes con los enjuagues y malos manejos políticos que se han dado ahí dentro, sobre todo en la “directiva”. Además, existe una buena base social en dicho partido a la cual alude con frecuencia AMLO, misma que no debía quedar a merced de las políticas, más que “aliancistas”, colaboracionistas con la derecha que hoy en día conforma no sólo el PAN sino la inmensa mayoría del PRI. Y ¿por qué, en última instancia, había de dejar el campo libre para que gente que se “montó” en el esfuerzo de miles de personas y cientos de muertos, que por cierto, hubo en el PRD en sus comienzos, continuara a sus anchas destruyendo lo que incluso con sangre se construyó?

Se ha especulado mucho y se le ha reprochado duramente a López Obrador que no se haya deslindado ya del PRD, él ha explicado más de una vez las razones de su permanencia ahí. Hoy, parece haber tomado por sorpresa a la gente del PRD y a quienes tanto insistían en su separación e incluso insisten en que “se tardó” en salirse –que no lo ha hecho, de un partido al que consideran traidor a los principios que le dieron aliento.

Las opciones partidarias, que son necesarias para contender electoralmente ya que así lo estipula la ley vigente, no son mucho mejores, de cualquier forma. PT y Convergencia también han tenido visibles fallos, especialmente Convergencia. No obstante parece que no han llegado a los extremos de abyección y servilismo de la dirigencia “chucha” del PRD. Había hartazgo por parte de mucha gente, las alianzas han venido a molestar cada vez más a quienes, estando de acuerdo con las acciones tomadas por AMLO y siendo participantes en el MORENA (Movimiento Regeneración Nacional), se impacientaban por el hecho de que su líder máximo siguiera ostentando el membrete del PRD.

No creo que la decisión del presidente legítimo tenga qué ver con un arranque complaciente, él ha demostrado no tomar decisiones viscerales y que siempre va un paso delante en cuestión de visión política, eso ha quedado demostrado en repetidas ocasiones.

“No quiero tener ninguna relación con esa dirigencia que ha traicionado los principios que dieron origen al Partido de la Revolución Democrática” ha dicho AMLO, en su anuncio de la licencia que le deslinda por completo del comportamiento errático de una dirigencia que tiene la mayoritaria desaprobación en la sociedad organizada. Pero mantiene abierta una puerta cuando anuncia que dicha licencia tendría fin cuando el partido retomara el cauce ideológico que le dio vida. Esto, dependerá de la base del PRD y de aquellos que mantienen aún autoridad moral ante los ojos de los electores que han votado por ese partido y se sienten tremendamente ofendidos y han sido flagrantemente traicionados por autoridades y legisladores del PRD. AMLO lo dijo con claridad: esta gente ha pactado con Felipe Calderón, le han reconocido como presidente y al hacerlo traicionaron al pueblo víctima del infame fraude. Pero también, inconfesables pactos que les han redituado en lo económico desde luego, están a la vista de todos quienes saben que con esa dirigencia, con ese tipo de legisladores, no se quiere llegar al 2012. El movimiento que apoya a López Obrador y a su gobierno legítimo, es inmensamente mayor a quienes conforman ese partido, y ellos lo saben.

Es necesario reproducir aquí la carta que el Presidente López Obrador dirige al partido de la revolución democrática solicitando licencia:

Por este medio me dirijo a usted de manera respetuosa con el propósito de que ponga a consideración del Consejo que preside, mi solicitud de licencia como militante del partido por el tiempo en que se mantenga el contubernio de los dirigentes nacionales del PRD con Felipe Calderón y el Partido Acción Nacional.

Como es obvio, las posiciones adoptadas por la dirigencia del PRD son contrarias a los principios que dieron origen a nuestro partido y opuestas a mis ideales y convicciones.

En consecuencia he decidido dedicar todo mi tiempo a seguir fortaleciendo al Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), en el cual participan militantes del PRD, PT, Convergencia y ciudadanos sin partido, mujeres y hombres de buena voluntad que luchan, con autenticidad y sin engaños, por la transformación de la vida pública del país.

Sostengo que de ninguna manera podemos convalidar el proyecto de la mafia del poder, que pretende consolidar un bipartidismo de derecha con el PRI o con el PAN que, al final de cuentas, representan lo mismo; es decir, prolongar el régimen de opresión, corrupción y privilegios que está destruyendo al país y afecta cada vez más el bienestar y la tranquilidad de la mayoría de los mexicanos.

Esta licencia también me permitirá dedicarme a construir una alianza desde abajo y con la gente en el Estado de México para apoyar, en su momento, una candidatura que represente un verdadero cambio en beneficio de todos y, en particular, de los más pobres y desposeídos.

Dicha carta es transparente, no deja lugar a dudas, sin embargo hay que decir que el PRD pensaba que podría seguir usufructuando la figura de López Obrador para atraerse votos entre las bases sociales mientras por otra parte seguía golpeándolo en medios masivos de comunicación y utilizándole como rehén en sus “alianzas” políticas y manejos bajo el agua con el partido usurpador en el poder. Por eso ahora la queja y la acusación falsa de que con su actitud, López Obrador favorece al PRI, diciendo además, insidiosamente, que lo hace en forma deliberada. El cinismo de esta dirigencia perredista corrupta, es un insulto a todos los que dedicaron su esfuerzo, algunos perdiendo la vida en el camino, por la construcción de este partido.

Difícilmente ha equivocado alguna vez AMLO sus pasos en materia política, y es verdad que se mueve por ideales, por principios y no por oportunismo y utilitarismo como hacen y han hecho la mayoría de sus co-religionarios incluso. Al deslindarse oficialmente del PRD, el presidente se deslinda de sus acciones retorcidas y les cierra la puerta a seguir utilizando su persona como lo han venido haciendo hasta ahora. Claro que eso no conviene a los fines más sórdidos de este partido ahora utilizado por la peor camarilla que se haya encaramado. El deslinde de López Obrador, obliga también a muchos en este movimiento a tomar posiciones congruentes y deslindarse de posibles situaciones igualmente peligrosas si no se toma una posición clara y definida, no se puede mantener un vínculo con gente del PRD, especialmente del "ala chucha" y pregonar ser parte de un movimiento independiente y, en todo caso, alternativo.

La congruencia de López Obrador produce ira en los chuchos y Zambrano sólo atina a espetar cobardemente que “no existe la figura de la licencia” y que entonces AMLO deberá renunciar; más bien como lo dijo Agustín Guerrero: si quieren que se vaya, que se atrevan a enfrentar tal acción. Es repulsiva la manera hipócrita de conducirse de estas personas que además de traicionar al pueblo aliándose con los espurios, usufructuar la figura y autoridad moral de AMLO y perpetrar un golpe bajo tras otro a la gente que ahí les puso, todavía se conduzcan con tal cobardía.


0 comentarios: