3/07/2009 09:51:00 a. m.

La crisis, los estallidos sociales y el socialismo


Ángel Guerra Cabrera, La Jornada 5 de marzo, 2009


Los movimientos guadalupano y martiniqués pueden servir de valiosa
experiencia en muchos sentidos a la nueva generación de levantamientos sociales
detonados por el monumental trastorno económico iniciado en Estados
Unidos.


Varios autores respetables concuerdan en que no se trata de otra recesión cíclica y pasajera de la economía capitalista. Es un fenómeno mucho más complejo, de larga e imprevisible duración, una auténtica quiebra civilizatoria impulsada por las crisis financiera, económica, alimentaria, energética, militar, medioambiental, institucional y de valores, que interactúan y se retroalimentan entre sí, multiplicándose, extendiéndose y complicándose sucesivamente.



La huelga general y manifestaciones callejeras estremecen a Guadalupe y Martinica, departamentos franceses de ultramar, eufemismo que designa a las que han sido dependencias de la metrópoli desde la conquista. Iniciada en Guadalupe (500 mil habitantes) el 20 de enero y en Martinica (400 mil habitantes) el 5 de febrero, los movimientos se organizan en torno a una amplia conjunción de sindicatos y asociaciones ciudadanas en protesta contra la crisis social, agravada por las políticas neoliberales de París. El costo de la vida en las islas es mucho más alto que en Francia y el desempleo altísimo, sobre todo entre los jóvenes. Las protestas exigen un aumento del salario mínimo, la rebaja de los precios de la canasta básica y de los servicios, derecho al trabajo, a la educación y la salud, pero tras semanas de dilatadas negociaciones con las autoridades y de renuencia de los patronos a ceder, han tomado ya un cariz político.

1 comentarios:

Andrés del Collado dijo...

Es un honor estar con Obrador, ya que tiene la sensibilidad de escuchar ese México tan olvidado por los poderosos.
Un abrazo Hasardevi, ojalá que se te haya arreglado internet, para escucharte y conversar contigo en el chat.
Muchos abrazos
Pravda