3/10/2009 08:04:00 a. m.

No tiene la culpa el francés...

Por Hasardevi

No cabe duda que la “fatalidad” se cierne sobre este adolorido país, México, botín de unos cuantos, plataforma de explotación de una mayoría inerme, debido al sopor de años y años de interdicción voluntaria.

Ahora, justo en los momentos más aciagos de la historia de nuestra muy venida a menos República, nos cae la visita de lo “peorcito” que l’Hexagone haya tenido como mandatario. Una pena. Y resulta que este gran gesticulador, en muchos sentidos, viene no sólo a salvar a una ciudadana francesa de las “garras” del sistema jurídico mexicano, sino que tiene el coraje de sugerir que México envíe también tropas a la ONU, cascos azules, en fin, que ofrezca más de su sangre “en bien del mundo”... “por su gran responsabilidad”, como si la que se riega diario -gracias a su par mexicano- no fuera suficiente.

Por cierto que, ni Sarkozy ni su esposa son, digamos 100% franceses, por aquello del "derecho de sangre" tan invocado por ellos mismos, ya que Sarkozy ha intentado endurecer la ley contra los "no franceses" y ha llevado a cabo expulsiones del país. Carla Bruni es italiana, hija de padres italianos, “un poderoso industrial” dice su biografía, que se crió en Suiza y Francia a partir de los 5 años y nacionalizada francesa. Sarkozy por su parte es hijo de un húngaro de la nobleza que emigró a Francia y casó con una judía francesa, aunque él se declara católico y ha bregado porque en Francia se haga “menos grande” la separación Iglesias-Estado.

¿Extrañaría que esta ex-modelo, haya ligado su vida a la de un personaje como éste? No, el poder atrae y el dinero nunca es suficiente: sigue apareciendo en televisión y grabando discos mientras “cumple” con su papel de “primera dama”, lo cual sería aceptable de no ser porque vive del erario público y su tiempo debiera consagrarse a servir al país, en todo caso. Y él, bueno, él tiene una historia de deslealtades en su carrera política, apariciones en estado de ebriedad a una rueda de prensa siendo ya presidente, (aquí cabe recordar a un ministro japonés que por estar durmiéndose durante un acto formal, actitud atribuida a haber ingerido alcohol, le costó el puesto) estallidos de ira cuando algún ciudadano le cuestiona su proceder, etc., por lo que no es atípica su falta de pudor y un comportamiento que no está a la altura de un jefe de Estado cuando –La Jornada dixit- el señor se dedicó a enviar besitos a su mujer durante la sesión en el senado.

Qué puede decirse de Calderón, cuyo “mandato” está viciado de origen, es un político gris, sin trayectoria y, en la usurpación del mandato que ostenta, su desempeño ha sido nulo e incluso contraproducente para el país lo que salta a la vista por la debacle en que ha sumido a México. Por ello provoca temor que “intercambie” y firme acuerdos con otros países, no sabemos hasta donde compromete los bienes y la soberanía de México. El premio que dio a Eduardo García Luna después de lo desaseado de su labor al frente de la AFI, particularmente el sonado asunto de la ciudadana francesa Florence Cassez, (la “recreación” -más bien montaje- del arresto realizada a petición, según García, de las televisoras) sólo hace más evidente su falta de autoridad moral y hasta donde está comprometida su “gestión”, si alguna.

El horrible dicho “no tiene la culpa el indio”, aplica aquí de maravilla. Un espurio, recibiendo a un irresponsable, un presidente con muy poco de la tradición republicana francesa y forjado totalmente en los medios, llevado a la presidencia por la oligarquía y los más “wannabe” de Francia, los que no tienen conciencia de clase, algunos de ellos, formados por ciudadanos franceses que se hicieron tales huyendo de sus países latinoamericanos degradados. Y por esos franceses que no entienden que su riqueza también la deben al coloniaje y que quienes están en deuda con el mundo son ellos. Una gran nación la francesa, disminuida en la figura estridente de su presidente; una gran nación, la mexicana, degradada por un gobierno usurpador, pelele y absolutamente corrupto.

1 comentarios:

Andrés del Collado dijo...

Hola Hasardevi:
es indignante como alguién de la misma estatura que el pelele(no sólo física), va a México y quieren imponer su concepción de ese eurocentrismo colonialista y descriminatorio.
Gracias por el artículo que has publicado.
Espero que te encuentres bien, espero escucharte y poder conversar en el chat pronto.
muchos abrazos
Pravda
p.d. me gusta como me mira y me sigue el gatito, jijiji