10/21/2010 05:29:00 p. m.

Trabajo constante de cara al pueblo: la divisa de AMLO


Por Hasardevi

El presidente López Obrador ha venido sosteniendo que el gobierno del Estado de México puede ganarse sin necesidad de una alianza con el PAN, para vencer al PRI. Baste recordar que el PAN perdió varias alcaldías y escaños en el gobierno del Estado de México en las pasadas elecciones, de modo que quien realmente se podría beneficiar de alguna alianza sería ese partido.

El Estado de México ha sido un coto de poder priísta en donde los recursos son utilizados para comprar los votos y allegarse la votación que se requiera, además de las consabidas prácticas corruptas a la usanza “tradicional” para “nivelar” la votación cuando hace falta, antes, durante y después del proceso electoral.

El miedo que la declaración abierta de AMLO para aceptar en un momento dado la candidatura para las elecciones del 2012, el arrastre de la ciudadanía que lo sigue a su paso por toda la república mexicana, la organización consciente que se está dando dentro del movimiento que él lidera y el notable crecimiento del mismo, se traduce en el intento de repetir la campaña de desprestigio y de sembrar el miedo hacia López Obrador de nuevo en la población, pero tal como lo dijera El Fisgón: la película “Peligro para México, II” se prepara con los mismos ingredientes, incluso utilizando a las “instituciones” como se hizo con el terriblemente injusto desafuero; ahora el IFE, ese IFE parcial hecho a modo para satisfacer los intereses de la oligarquía, ordena la salida del aire de los anuncios del PT en donde aparece López Obrador y se dicen verdades incómodas para el régimen usurpador.

Pero en el colmo de la majadería, se le llama al presidente legítimo a que comparezca como si se tratara de un delincuente o de algún funcionario de esos que trafican con influencias, que venden al mejor postor los bienes de la nación, claro con la ganancia para ellos mismos; algún miembro del partido en el gobierno que adquiere y públicamente se sabe, bienes con un valor de 20 millones de pesos.

Pero nada de eso resulta sospechoso o motivo de investigación de la autoridad competente, en cambio, se busca minar nuevamente el prestigio de López Obrador; se busca desalentar al movimiento que se organiza y se prepara para transformar el país, a base de golpes bajos, moralmente reprobables pero además, ilegales.
No van a lograrlo, vamos a denunciar por todos los medios a nuestro alcance estas nuevas jugarretas y vamos a lograr que se sancione a estos tramposos, el IFE, un cascarón de lo que fue en un momento de su historia, recibiendo órdenes y convirtiéndose en un brazo de ministerio público como bien señala La Jornada, se apresta al “desafuerito” ordenado por el espurio que tanto teme al pueblo. Pero, repito, no van a lograr sino fortalecer a AMLO y al movimiento por la transformación del país.

López Obrador lo dijo claramente: se trató de intimidarle; ese será el camino de aquí en adelante, pero él no debe nada por tanto nada teme y una vez que fue y dio la cara a estos traficantes del poder, volvió a su trabajo, a cumplir la promesa empeñada al pueblo que lo eligió como su presidente, con un objetivo definido, con una voluntad férrea, con un amor inquebrantable, ahí sigue él, y nosotros con él, luchando.

0 comentarios: