9/26/2009 03:16:00 p. m.

Miles marchan en Tegucigalpa exigiendo la restitución de Manuel Zelaya


26 de Septiembre 2009

TEGUCIGALPA — Al grito de "aquí nadie se rinde", miles de personas tomaron este sábado una de las principales arterias de Tegucigalpa, para exigir la restitución del derrocado presidente Manuel Zelaya, quien se refugia en la embajada de Brasil desde que regresó a Honduras hace cinco días.

Los manifestantes partieron de la Universidad Pedagógica, al este de la capital, y caminaron varios km sobre la avenida Miraflores, hasta el centro, flanqueados por centenares de policías antimotines y efectivos del ejército.

"A noventa días aquí nadie se rinde"; "lo quiera o no lo quiera, Micheletti va pa'fuera"; "Mel, amigo, el pueblo está contigo", "Queremos a Mel, queremos a Mel", eran algunas consignas gritadas por la multitud, que marchó pacíficamente.

"Gracias, Brasil, por proteger a Mel de este régimen tan vil", decía un cartel que portaba una mujer humilde a la cabeza de la manifestación.

Al pasar por las cercanías de la sede diplomática, los manifestantes se detuvieron a gritar consignas, mientras cientos policías y soldados, armados con armas de guerra, bloqueaban la calle que da acceso a la embajada brasileña.

Los opositores al gobierno de facto, aglutinados en un frente nacional de resistencia, cumplieron este sábado 90 días de ininterrumpida lucha callejera, desde que Zelaya fue sacado por los militares del poder y del país, el pasado 28 de junio.

"La Resistencia se ha fortalecido, hoy es todo un pueblo, una fuerza nacional", dijo a la AFP el dirigente obrero Juan Barahona, quien no duda que el movimiento alcanzará su principal objetivo que es el restablecimiento del orden constitucional y la convocatoria a una asamblea nacional constituyente.

Zelaya, que regresó subrepticiamente el lunes a Honduras para presionar para ser restituido en el poder, llamó a sus seguidores a continuar las protestas, mientras crecía la expectativa para un diálogo con el gobernante de facto Roberto Micheletti.

"La situación política ha evolucionado en los últimos días, con la presencia del presidente, el movimiento se ha fortalecido y los golpistas se ven cada vez más obligados a negociar", expresó Barahona.

Pese a la tensión que prevalece en el país, tanto el presidente Zelaya como el gobernante de factor, Roberto Micheletti, han aceptado continuar el diálogo con la mediación del presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias.

0 comentarios: