9/17/2009 02:28:00 p. m.

¿Por qué a JACINTA?

Por: Tlacaelel

¿Quién en su sano juicio puede creer que tres mujeres pudieran secuestrar a seis agentes federales?

¿En qué país se puede retener en la cárcel a una mujer indígena y pobre por más de 3 años sin presentar conclusiones acusatorias en su contra?

Si, acertó usted, en México.

El 26 de marzo de 2006, un grupo de policías federales y personal de la PGR sin uniforme realizaron un operativo contra la piratería en el tianguis del poblado Santiago Mexquititlán, en Querétaro y cometieron abusos y destrozos, lo que provocó molestia de la gente afectada. Cuatro meses después, se giraron tres órdenes de aprehensión en contra de Teresa González, Alberta Alcántara y Jacinta Francisco Marcial, acusadas de privación ilegal de la libertad de seis agentes federales.

Actualmente, Jacinta Francisco tiene 46 años de edad y se encuentra recluida en el Centro de Readaptación Social Femenil, ubicado en San José el Alto, Querétaro.

Al conocer la decisión de la PGR, Guillermo Francisco Prisciliano, esposo de Jacinta, indicó que es necesario que las autoridades sean cuidadosas en la aplicación de la ley para que no vuelvan a cometer el mismo tipo de injusticia.

Por su parte, el coordinador del Centro de Derechos Humanos Fray Jacobo Daciano, Bernardo Romero Vázquez, dijo que se trata de un triunfo social, aunque aclaró que una vez que la dependencia oficial confirme su decisión, pasarán al menos tres meses para que Jacinta recupere su libertad.

A su vez, los centros de derechos humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh) y Jacobo Daciano destacaron que la decisión de la Procuraduría General de la República es un acto de justicia que eventualmente restituirá en su libertad a una mujer cuyo único delito ha sido su condición de género, su identidad étnica y su circunstancia social de marginación.

Santiago Aguirre, abogado del Centro Prodh –organización que lleva la defensa legal de la mujer–, aseveró que la excarcelación de Jacinta no conlleva al acceso de justicia que la gravedad del caso merece, pues también se debe incluir la reparación integral del daño, pues estuvo tres años presa sin haber cometido delito alguno, y la no repetición de hechos similares.

A su vez, Emilio Álvarez Icaza, presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), señaló que la hipótesis de que la mujer indígena habría participado en el plagio de los agentes policiacos era inverosímil, lo que pone en evidencia que el caso estuvo muy mal integrado, jurídicamente hablando.

confió en que en breve la indígena ñañú Jacinta Francisco Marcial obtenga su libertad luego que la Procuraduría General de la República (PGR) decidió no presentar conclusiones acusatorias en su contra, pues era señalada de haber secuestrado a seis agentes federales, por lo que está detenida desde hace más de tres años.

en el penal femenil de San José el Alto, en Querétaro, donde está presa desde el 3 de agosto de 2006.

Y entonces ¿Porqué a Jacinta?, porque Jacinta representa al pueblo que en su impotencia y en su afán de justicia muchas veces representa un lastre para las ambiciones de los poderosos de este país.

0 comentarios: