9/06/2009 09:33:00 a. m.

La izquierda busca un “nuevo modelo de desarrollo”

Este fin de semana PS, PCF y PG celebraron sus universidades de verano. Tras una semana marcada por el debate sobre las alianzas con el centro y las elecciones primarias, vuelve la necesidad de mostrar una alternativa en plena crisis a la política de la derecha mediante proyectos coherentes. Si lo desea, puede leer en l’Humanité del lunes el reportaje de nuestros enviados especiales a La Rochelle, Vieux-Boucau y Clermont-Ferrand así como el editorial de Michel Guilloux.

¿Viva la crisis ? Sin llegar hasta este punto, el fracaso económico, social y ecológico del sistema pone a las fuerzas de izquierda entre la espada y la pared y las obliga a pensar un “nuevo modelo de desarrollo”, expresión que se ha podido escuchar en repetidas ocasiones durante este fin de semana. Aunque las respuestas que esbozaron los comunistas y los socialistas durante sus universidades de verano aún no tienen forma, la mera reflexión sobre esta cuestión resulta saludable en sí misma. Sobre todo al final de una semana dominada por la tentación de una “gran coalición” que incluya al MoDem y por la propuesta de convocar primarias cara a la elección presidencial de 2012.

En La Rochelle, Martine Aubry se sumó a esta idea aún incierta de elecciones primarias y abogó por “una unión de la izquierda que lleve al poder a otro proyecto de sociedad” que se diferencie del que favorece a “intereses particulares depredadores del interés general”. La primera secretaria del Parti Socialiste animó a sus tropas y a sus socios a “darle un nuevo sentido al progreso” y describió su visión de un “nuevo modelo de desarrollo económico, social y sostenible” basado en la “redistribución de la riqueza”. Tras el duro fracaso sufrido por el PS en las elecciones europeas, instó a los socialistas a que sean “hospitalarios con las ideas” de otras formaciones de izquierdas a las que invitó a construir una “casa común”. Se trata de una mano tendida con la que tranquilizar a unos socios poco proclives a dejarse llevar por luchas internas por el liderazgo en el seno del PS o por la aventura de una recomposición hacia el centro.

En Vieux-Boucau, Marie-George Buffet rechazó categóricamente la idea de unas elecciones primarias para el conjunto de las fuerzas de izquierda, así como una alianza que incluya al MoDem. “Éste es el camino de la derrota”, afirmó, y al mismo tiempo lamentó “la idea de organizar toda la vida política en función únicamente de la lógica presidencialista”. Para la secretaria nacional del PCF, una “suma de electorados” no basta para constituir “mayorías” : “En las elecciones regionales y en 2012 ganarán quienes movilicen al electorado en base a un proyecto que se corresponda con las expectativas populares”. “También escuché un comentario sobre la importancia del proyecto y no voy a malgastar esta oportunidad”, matizó la dirigente comunista que subrayó la necesidad de una izquierda “útil para los movimientos sociales”. Mientras que el “padrino” de las listas Europe-Écologie, Daniel Cohn-Bendit, no rechaza la perspectiva de una “gran coalición” heteróclita, la secretaria nacional de la formación ecologista Verts, Cécile Duflot, realizó también un llamamiento este fin de semana en La Rochelle a centrar el debate en el contenido de un proyecto alternativo. “No vamos a conformarnos con un nuevo mecano electoral”, avisó. “En realidad lo que me interesa es que hablemos de qué respuesta podemos dar a la crisis de un modelo de civilización”. En Clermont-Ferrand, el Parti de Gauche se sitúa en la misma línea : Jean-Luc Mélenchon deseó de todo corazón un « proyecto de nueva emancipación y de progreso humano”. Jean-Pierre Chevènement, por su parte, recomendó el sábado un “debate exigente, riguroso, sin concesiones”, pero “sin excesiva polémica” entre los partidos de izquierda.

¿Existe una ventana abierta en el debate de fondo ? En cualquier caso, el tono de este fin de semana político rompe con los llamamientos que se han ido multiplicando estos últimos meses para formar coaliciones que tengan como único denominador común un “antisarkozismo” carente de proyecto.

Sin lugar a dudas, las múltiples propuestas de izquierdas que se adelantaron en los talleres de las universidades de verano propiciarán diversos debates. Sin embargo, la ecuación política de la izquierda, a unos meses de las elecciones regionales, sigue siendo compleja, ya que respecto a numerosos temas como Europa, cuyo código fuente sigue siendo la “libre competencia no falseada”, existen profundos desacuerdos, así como en materia de fiscalidad ecológica y sobre qué política adoptar para hacer frente a la crisis. En cuanto la política de alianzas existen varias posibilidades que oscilan desde la “casa común” propuesta por el PS a la “ampliación del Front de Gauche” que desean PCF y PG, pasando por el “frente anticapitalista duradero” que preconiza Olivier Besancenot, contrario a cualquier perspectiva de alianza con los socialistas. Sobre este tema, la única aclaración provino este fin de semana del MoDem. Marielle Sarnez declaró al rotativo Le Parisien que si los centristas se declaran dispuestos a “participar en coaliciones más amplias” a partir del próximo año, esto se debe sobre todo a que consideran “posible y necesaria” la elección de François Bayrou en 2012.

0 comentarios: