10/19/2009 02:22:00 p. m.

La lucha del SME por Luz y Fuerza del Centro

18 Octubre 2009
Por YoConAMLO


Es admirable y habla muy bien del SME el manejo de la información, no sólo operativa y técnica sino hasta financiera y comercial que utiliza para defender su materia de trabajo y una industria estratégica para el país. Con esto y con muchas acciones de resistencia demuestra su conocimiento y entrega a la empresa, ya que no obstante ser víctima de un “golpe de estado”, habiéndosele apartado violentamente hasta las áreas administrativas donde se guarda toda esta información, la maneja adecuadamente y con el conocimiento que quién la posee.

El SME está tan identificado y orgulloso de la CLF que tan valiente defiende que es casi lo mismo referirse al SME que la CLF.

Es muy valiosa y legítima su defensa y conviene recordar que en la operación diaria la CLF trabaja con múltiples obstáculos; dificultades y restricciones presupuestales; administraciones ineficientes con propósitos destructivos privatizadores; altos costos de electricidad que le impone la CFE; privilegios del gobierno federal y de empresas que no pagan el suministro y que incluso tienen la posibilidad de generar su propia energía (“auto abasto”), y hasta puede vender sus excedentes a la CFE. Padece también de vandalismo, incluso en casas particulares de zonas residenciales, padece también el robo de electricidad, esto solapado por las autoridades federales y municipales y propiciado también por instalaciones y reparaciones que heroicamente tienen que improvisar los trabajadores, ya que las restricciones presupuestales y las adquisiciones hechas por la administración que sólo incluyen insumos chatarra y que por su mala calidad representan más elementos de falla y puntos susceptibles de conexiones clandestinas que no sólo merman los ingresos sino que someten a las redes a cargas excesivas no planeadas que aceleran el envejecimiento de las instalaciones y dificultan la detección y diagnóstico de fallas provocadas por conexiones y cargas no incluidas en el inventario.

Adicionalmente y por si todo esto fuera poco, los cableados subterráneos son destruidos por roedores, ya que éstos por su naturaleza de evitar el crecimiento de sus colmillos, instintivamente muerden y destruyen los cableados. Todo esto obliga a los trabajadores a dedicar sus horas de trabajo -en condiciones adversas- a la conservación de la red con acciones correctivas y con escasas posibilidades de planeación y predicción de trabajos para minimizar interrupciones.

No se ha dicho aún, pero probablemente esta es una “carta bajo la manga” de SME para sacarla en su oportunidad en su defensa de la CLF y es que para hacerla más eficiente con las redes de fibra óptica también se pueden crear sistemas de tele medición y control para mejorar la operación, optimizando con estos no sólo la continuidad y calidad del servicio, sino el control de inventarios, detección de instalaciones clandestinas, corrección de fallas, medición de consumos, tarificación e incluso en forma remota e inmediata suspender el servicio a uno o varios usuarios con adeudos y retrasos en el pago, -como lo hacen los proveedores particulares de telefonía, televisión por cable, gas natural, etc. Realmente esta es una de las razones que justifican la creación de infraestructura de telecomunicaciones (en este caso fibra óptica), para mejorar la calidad de los servicios. La capacidad sobrante en estas redes de comunicaciones puede comercializarse a terceros, como es el caso de la red Avantel, creada por Banamex para el desarrollo de sus sucursales, cuya capacidad de sobra se renta a terceros.

Otro punto a favor del SME y que seguramente también incomoda a los privatizadores es que desde 1926 cuenta con su propia escuela técnica para sus agremiados con una matrícula de mil cien alumnos y cincuenta profesores, -la mayoría ingenieros- en diversas disciplinas.

Y para quienes critican los “altos salarios y prestaciones” de los trabajadores de la CLF, conviene recordarles las condiciones riesgosas, desagradables e insalubres en que laboran, ya que no sólo están expuestos a la radiación electromagnética, la humedad y a esfuerzos físicos para acceder a postes, ductos y pozos subterráneos (“de visita”), sino hasta por tener que lidiar con ratas, cucarachas, y lodo.

0 comentarios: