10/16/2009 02:10:00 a. m.

Marcha contra el cierre de Luz y Fuerza

Concentración en el Zócalo

El cierre de la empresa Luz y Fuerza deja a 44.000 trabajadores sin empleo.

Decenas de miles de trabajadores marcharon este jueves en Ciudad de México para protestar contra el cierre de la compañía estatal eléctrica Luz y Fuerza (LyF) decretado por el gobierno del presidente Felipe Calderón.

Los manifestantes marcharon desde el monumento al Ángel de la Independencia hasta la plaza del Zócalo bajo un operativo de seguridad con la presencia de unos 2.000 policías.

Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), a quien el gobierno no le reconoce el cargo por presuntas irregularidades en su elección, dijo que no están dispuestos a permitir el cierre.

"Nos tienen que regresar la empresa Luz y Fuerza del Centro, el empleo, el contracto colectivo de trabajo y sobre todo la dignidad del SME".

El gobierno, por su parte, defendió su decisión de cerrar la empresa por considerarla económicamente inviable, al tener pérdidas anuales equivalentes a unos US$1.800.

La medida dejó sin trabajo a 44.000 empleados, algunos de los cuales han comenzado a recibir sus respectivas indemnizaciones, pese a que otros se niegan a aceptar el pago.

“Es una injusticia”

“Esto es una injusticia y no permitiremos que nos dejen sin trabajo”, le dijo a BBC Mundo José Fuentes, uno de los trabajadores que participó en la movilización.

“Yo no voy a aceptar la indemnización porque el gobierno no puede cerrarnos”, señaló María Paredes, quien marchaba con una pancarta que decía “Calderón, no apagues la luz”.

No se informó de mayores incidentes o actos de violencia ocurridos durante la manifestación.

Anuncian comienzo de negociación

"Si no quieren administrar la empresa que se larguen, que se la dejen a los trabajadores, al pueblo de México", dijo el líder de los trabajadores eléctricos durante la manifestación en el Zócalo, agregando que los responsables de la quiebra de LyF fueron los directivos y no el sindicato.

Esparza anunció que a partir de este viernes el gobierno aceptó sentarse a negociar con la organización y dijo que ellos no transarán el cierre de la compañía.

Trabajador de la empresa

Los trabajadores aseguran que no dejarán desaparecer a la compañía de electricidad.

Sigue aquí


0 comentarios: