10/02/2009 09:16:00 a. m.

LAS BUENAS NOTICIAS

Por Tlacaelel.

Pareciera que en la actualidad los medios que transmiten noticias en México han condicionado al pueblo mexicano a escuchar malas noticias a todas horas, que cuando suceden buenas noticias, éste calla o reacciona con escepticismo o hasta cierto masoquismo, tal es el caso de los siguientes acontecimientos que se difundieron en días recientes.

El gobierno del izquierdista Rafael Correa, presidente de Ecuador, dio la nota positiva el pasado 18 de Septiembre al informar, que Estados Unidos devolvió a este país el control del Aeropuerto de Operaciones Avanzadas en el puerto pesquero de Manta, autoridades ecuatorianas asumieron el control del aeropuerto, en una ceremonia realizada en esas instalaciones, donde ratificaron su rechazo a las bases extranjeras en este país sudamericano y en la vecina Colombia. El mandatario declaró en una ocasión que estaba dispuesto a cortarse la mano antes que firmar la extensión del acuerdo, y en otra oportunidad dijo que autorizaría la continuación del acuerdo militar con Estados Unidos siempre y cuando Ecuador fuese habilitado para montar una base en Miami. Nunca más bases extranjeras en territorio ecuatoriano, nunca más venta de la bandera, declaró el mandatario, no tuvieron escrúpulos en subordinar la soberanía del Ecuador. Ante esta noticia en México hubo casi un silencio total.

Otro caso fue el de la liberación en días recientes de la indígena otomí Jacinta Francisco Marcial prisionera de conciencia por más de 3 años y condenada a 21 años de prisión por los delitos de privación ilegal de la libertad en la modalidad de secuestro de 6 agentes federales en el Estado de Hidalgo. En este caso, hubo pocas manifestaciones de alegría, pero más bien escepticismo y cierto rencor ante la noticia.

EL caso más reciente sucedió el lunes pasado, cuando Rafael Acosta, alias Juanito informó que siempre sí pedirá licencia para el cargo de Jefe delegacional de Iztapalapa, tal y como lo había prometido en asamblea popular ante López Obrador y Clara Brugada en meses pasados. Esta noticia que debió haber sido recibida con mucho júbilo por los sectores de la izquierda mexicana, simplemente se comentó tibiamente; quienes si aprovecharon para destilar todo su odio ante este personaje singular fueron los sectores recalcitrantes de la derecha y los medios espurios quienes destrozaron en un santiamén la imagen del Frankestein que ellos mismos fabricaron en meses recientes para dañar a nuestro movimiento.

Bueno, esa es mi percepción de tales acontecimientos, la mejor opinión seguramente la tienen ustedes.

0 comentarios: