10/01/2009 08:38:00 a. m.

La transformación del país y sus instituciones se concretará en las urnas y por la vía pacífica, expresa López Obrador

San Pedro Yavesía, Oaxaca
Miércoles 30 de septiembre de 2009



* Califica de irresponsable e insensible la propuesta de paquete económico de Calderón

* Advierte que la creación de nuevas contribuciones sólo desatará una mayor violencia, inseguridad, desempleo, carestía, pobreza y marginación


"Aunque es un camino muy difícil", Andrés Manuel López Obrador manifestó que la lucha por el cambio real en México se mantendrá por la vía pacífica y electoral y aclaró que bajo ninguna circunstancia llamará a tomar las armas, porque sólo generaría mayor violencia y sufrimiento entre el pueblo.

La transformación del país y sus instituciones se concretará en las urnas, en la contienda política, subrayó al explicar que un eventual enfrentamiento armado sería entre el propio pueblo, entre la gente y los soldados, que a su vez son hijos de campesinos y obreros.

En tanto, puntualizó, "los de mero arriba", los capos de la mafia de la política serían meros espectadores, si se considera que la mayoría de ellos ni siquiera radica en el territorio nacional, como el ex presidente Carlos Salinas y el banquero Roberto Hernández.

En el segundo día de la octava semana de recorrido por municipios de usos y costumbres de Oaxaca, el presidente legítimo de México reconoció sin embargo que es "muy difícil" transitar por la vía pacífica y electoral, "porque los dados están cargados y las cartas están marcadas".

Ante los habitantes Analco, Jaltianguis, Yanesía y Xiacui, calificó de irresponsable e insensible la propuesta de paquete económico que puso a consideración del Congreso el gobierno espurio de Felipe Calderón.

En síntesis, detalló, se trata de dar una vuelta más a la tuerca, para exprimir aún más los bolsillos de las familias mexicanas, sin tocar con el pétalo de una rosa a los grandes empresarios y banqueros del país.

A la mafia de la política, del poder y del dinero no le importa el sufrimiento de la gente y un posible aumento a impuestos y la creación de nuevas contribuciones sólo desatará una mayor violencia, inseguridad, desempleo, carestía, pobreza y marginación, advirtió.

Acompañado por los senadores Salomón Jara y Gabino Cué, calificó de preocupante la situación económica nacional y acusó a la oligarquía, a aquellos que se creen amos y dueños de México, de mantener el actual régimen neoliberal que sólo ha enriquecido a un grupo, a los hijos predilectos del régimen.

Desde la sierra Juárez, López Obrador afirmó que Calderón Hinojosa y Salinas de Gortari ya establecieron un acuerdo para aprobar en la Cámara de Diputados la llamada miscelánea fiscal.

Con el voto mayoritario de los legisladores priistas, se pretende aprobar un paquete de impuestos. Por ejemplo incrementar de 15 a 17 por ciento la tasa del Impuesto al Valor Agregado y aumentar a tres por ciento la cuota por depósitos bancarios superiores a 15 mil pesos durante un mes, señaló.

De la misma manera, continuó, Calderón y los priistas quieren gravar con 2 por ciento las medicinas y los alimentos, aplicar un 4 por ciento a las telecomunicaciones --telefonía celular e internet, entre otros servicios-- y aumentar de 28 a 30 por ciento la tasa de Impuesto Sobre la Renta.

Por si fuera poco, el presidente legítimo de los mexicanos destacó que lo más preocupante es la intención de Calderón y los priistas de incrementar los precios de las gasolinas en 17 por ciento y el diesel en 13 por ciento durante el 2010.

Con un alza a los precios de los referidos combustibles se desataría una escalada de precios y una mayor carestía, alertó al señalar que el cambio en México no se dará de arriba hacia abajo, sino de abajo hacia arriba, con la participación de millones de mexicanos.

En Analco, López Obrador dijo que si los 3 billones de pesos del presupuesto nacional se distribuyeran de manera equitativa, a cada familia correspondería un promedio de 10 mil pesos y que la cantidad aumentaría si el reparto se hiciera con justicia, a favor de aquellos mexicanos en condiciones de pobreza y miseria.

Pero aclaró que la mayor parte del dinero público va a parar a los bolsillos de los grandes empresarios y banqueros, así como de la alta burocracia panista, que tiene jugosos sueldos y que se atiende en clínicas privadas, a costillas del erario público.

Después de ocho semanas de recorrer los municipios de usos y costumbres del estado, expresó su tristeza y coraje por las condiciones de destrucción en que se encuentran la mayor parte de los caminos que comunican a las cabeceras municipales.

Y si Juárez resucitara, se volvería a morir de puro coraje, después de ver que su estado y su pueblo se encuentran en el abandono total, estimó.

Pero la elección local del próximo 4 de julio representa la oportunidad para elegir a un gobernador de buenos sentimientos, que atienda y responda a las necesidades más urgentes de los oaxaqueños, en lugar de permitir que arribe al poder un mandatario irresponsable, ladino, mañoso y ladrón, como Ulises Ruiz.

De acuerdo a su agenda de trabajo, López Obrador sostendrá mañana asambleas informativas con los habitantes de los municipios de San Juan Yaee, San Miguel Yotao, Tanetze de Zaragoza, San Juan Juquila Vijanos, Santiago Lalopa y San Miguel Talea de Castro.

0 comentarios: